Motor - Reportajes

Así serán los asientos del futuro

En el próximo Salón del Automóvil de Paris (del 1 al 16 de octubre) Lexus mostrará su último estudio sobre cómo podrían ser los asientos del futuro

Así serán los asientos del futuro

Uno de los elementos fundamentales del coche y sobre los que más se trabaja en la industria del automóvil son los asientos. Sentirse cómodos, que tras 500 kilómetros nuestra espalda siga siendo lo que es y sobre todo que resistan bien un impacto en caso de accidente requieren de estudios minuciosos y grandes inversiones tanto de dinero como de I+D.

Conscientes de ello, la marca nipona de lujo Lexus presentará en el próximo Salón del Automóvil de París su último estudio basado en una revolucionaria estructura de red de fibra que re-evalúa los principios de habitabilidad de los automóviles.

Lexus Kinetic Concept

En el ser humano, la columna vertebral actúa para estabilizar la cabeza y permite que la pelvis y el torso giren en sentidos opuestos, estabilizando el movimiento de la cabeza incluso al andar o hacer footing.

A fin de recrear este movimiento en los asientos, la base y el respaldo se han diseñado para moverse cinéticamente con el peso del ocupante y la fuerza externa. Así, con solo sentarse, se ayuda a estabilizar el movimiento de la cabeza que causa el desplazamiento del vehículo, manteniendo el campo de visión estable y se mejora tanto la facilidad de la conducción como la comodidad.

La tapicería del armazón del asiento se compone de una red en forma de telaraña con hilos que se dispersan radialmente hacia afuera desde el centro del respaldo. La red es lo suficientemente flexible para ajustarse a la forma del cuerpo, dispersando la carga para permitir permanecer cómodamente sentado durante periodos prolongados.

El centro del respaldo se encuentra a la altura del omóplato induciendo así el movimiento rotacional del torso alrededor del eje pivotante del asiento. Con esto, se ayuda a mantener la cabeza estable y se asegura un alto nivel de apoyo. El asiento además es más delgado, con lo que se reduce el peso general del vehículo.

Los hilos de la estructura en forma de telaraña del respaldo son de seda de araña sintética y ecológica, sustituyendo de ese modo los materiales derivados del petróleo. El principal componente de esta tela es una proteína que se crea a través de la fermentación microbiana y que a continuación se teje y se procesa para convertirla en un nuevo material que cuenta con excelentes propiedades de absorción de golpes (resistencia).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios