El Salón de Frankfurt 2017 apuesta por la movilidad eléctrica y autónoma

Bajo el lema «New Mobility World» el IAA abordará de forma específica el futuro de la movilidad sostenible

MADRIDActualizado:

Este año en Frankfurt, además de los SUV, cobrarán gran protagonismo las propuestas de movilidad futura, con una programación específica los días 14 y 15, con una exhibición en el pabellón 3.1 bajo el lema “New Mobility World” (el mundo de la nueva movilidad).

La electrificación ha llegado con la itnención de quedarse y representa uno de los desafíos más críticos a los que la industria automotriz enfrenta hoy en día. Con sus innovadoras tecnologías para nuevos conceptos de movilidad, como el diseño de carcasas de baterías multifuncionales superiores, y con el compromiso de incrementar la autonomía y reducir el tiempo de recarga de los modelos presentes y futuros.

Muchos signos indican que los vehículos sin emisiones contaminantes y completamente silenciosos están en el camino correcto para convertirse en el «modelo estándar». Esto se debe a que los cocles eléctricos tienen una serie de ventajas: tiene cero emisiones y menos impacto en el clima y los recursos naturales - especialmente cuando se alimenta con electricidad procedente de fuentes renovables. Sin embargo, la tecnología eléctrica es más antigua que la del motor de combustión. A principios del siglo XX, varios tipos de propulsión competían entre sí. Los motores eléctricos se hicieron populares en los ferrocarriles, pero no en las carreteras. Los vehículos a gasolina y diesel eran la primera opción para los automovilistas debido a su mayor velocidad, a los precios de los combustibles derivados del petróleo , que eran más baratos, y a las distancias más largas que podían cubrirse.

Las últimas novedades y las propuestas para el futuro más inmediato de las principales marcas de automoción llegan a la edición 2017 del Salón del Automóvil de Frankfurt, que se celebra en la ciudad alemana del 14 al 24 de septiembre, ya que los días 12 y 13 son exclusivos para prensa y empresas.

Este certámen se ha convertido en una de las citas más importantes del año para conocer las novedades que llegarán al mercado y el segundo que se celebra en Europa, después de Ginebra. El Salón del Automóvil de Frankfurt se celebra en años alternos con el de París.

Además de las novedades que llegarán al mercado en los meses sucesivos, en el IAA (las siglas de Internationale Automobil-Ausstellung o Salón Internacional del Automóvil en español) se congregan multitud de empresas auxiliares, proveedores de piezas y tecnología, etcétera, que dan a conocer sus avances, sus ventajas, su presente y su proyección de futuro en la feria.

El Salón del Automóvil de Frankfurt nació como escaparate para la industria automovilística alemana y, como tal, su origen estuvo en la capital del país, concretamente en un hotel de Berlín en 1897. Apenas contó con una veintena de vehículos.

Hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial se celebró anualmente, salvo entre 1905 y 1907, en que se celebraron dos al año debido al boom del sector. Pese al incesante aumento de visitantes y expositores, el IAA se interrumpió durante la contienda entre 1914 y 1921. Aunque el salón reabre sus puertas en 1921, las heridas de guerra aún están frescas y la organización prohíbe la presencia de vehículos extranjeros hasta la edición de 1926.

En 1939, pocas semanas antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, se abren por última vez las puertas del Salón del Automóvil, que permanecerá cerrado hasta 1950, primera edición tras la guerra.

En 1951 la sede del Salón del Automóvil de Alemania se traslada de Berlín a Frankfurt. Desde entonces,se celebra cada dos años, alternándose con el Salón del Automóvil de París, que tiene lugar en años pares.

La edición del año 1989 del IAA de Frankfurt fue la más multitudinaria, superando el millón de visitantes un total de 1.200.000.