PSA prepara una nueva generación de eléctricos y enchufables para 2020

La Directora General de Citroën, Linda Jackson apuesta por el C3 Aircross, fabricado en Zaragoza, como la ofensiva SUV de la marca en Europa

ZARAGOZAActualizado:

La planta de Opel en Figueruelas forma parte de los objetivos a corto medio y largo plazo dentro de la estructura del grupo PSA, que recientemente ha adquirido a esta firma automovilística. La Directora General de Citroën ha visitado este viernes las instalaciones de esta factoría, de la que ya han salido las primeras unidades del Citroën C3 Aircross, un modelo que la directiva calificó como estratégico para «la ofensiva SUV de Citroën en el segmento de los SUV».

Este modelo es uno de los que más satisfacciones puede dar a Citroén, según las primeras cifras. Hace tan solo un mes que se lanzó el modelo C3 Aircross, pero las ventas en España superan ya las 757 unidades, con más de 1.400 pedidos en cartera. Su previsión es la de superar las 100.000 unidades fabricadas en la planta de Zaragoza. Un objetivo que, de alcanzarse, obligaría a aumentar la producción de la factoría.

El vehículo comparte factoría y plataforma con el Opel Crossland X, aunque la Directora General de Citroën defiende que «son coches muy diferentes. Es cierto que siguen la misma plataforma y se hacen en la misma fábrica pero son muy distintos. De hecho, el realizar sobre la misma plataforma dos coches distintos es una prueba de éxito». En este sentido, la directiva defiende que «esa es la belleza y la ventaja que tenemos en PSA, porque cada modelo y marca llega a distintos clientes, y disponemos de cuatro marcas (Citroën, Peugeot, DS y Opel) con las que competir».

De la planta de Figueruelas salen diariamente 1.840 vehículos de los modelos Opel Mokka, Opel Crossland-X y Citroën C3Aircross, aunque según Jackson «se está intentando conseguir una producción mayor. Del total de vehículos 2/3 serán del segmento SUV ya que es que que mayor crecimiento está experimentando por volúmen de ventas».

Jackson afirmó, durante su visita a la fábrica, que el futuro de Opel «será un futuro eléctrico con sistemas multienergía». Su intención es fabricar la nueva generacion del Opel Corsa, del que habría una versión eléctrica.

Otro de los modelos que en breve se comercializarán en Europa será el Citroën C5 aircross, que ya se encuentra a la venta en China, y que llegará al viejo continente en 2018. Entre la gama de motores que se barajan para este modelo se contempla, a partir de 2020, una versión con un sistema de propulsión híbrida enchufable, asociada a duns istema de tracción total gracias a dos motores eléctricos -uno situado en el eje delantero y otro en el trasero- combinado con otro térmico que, juntos, desarrollarán una potencia de 300 CV.

Precisamente la «electrificación» será fundamantal para la mara Opel, y también para su planta de Figueruelas. Según Linda Jackson «el futuro de Opel será un futuro eléctrico con sistemas multienergía. En 2020 se empezará con los nuevos modelos eléctricos por lo que para 2024 esperamos que un modelo de cada marca sea un vehículo eléctrico».