Peugeot 205 GTi
Peugeot 205 GTi - ABC

Peugeot y Citroën rinden homenaje a sus icónicos modelos, algunos de aniversario, en Rétromobile 2018

Los aficionados podrán admirar los vehículos seleccionados por las marcas francesas para esta 43ª edición

MadridActualizado:

La 43ª edición de Rétromobile, el mayor salón europeo dedicado a los vehículos clásicos, comienza mañana, 7 de febrero en el Recinto Ferial Porte de Versailles de París. Y hasta el próximo domingo 11 de febrero, los 120.000 visitantes previstos podrán descubrir algunos de los modelos más icónicos de Peugeot y Citroën. La marca del león, por su parte, da protagonismo a su serie 5 con dos vehículos: el Type 5 y el Peugeot 504, que celebra su 50 aniversario. Los aficionados también podrán admirar el Peugeot 203, que cumple 70 años. Además, el museo Peugeot festeja sus primeras tres décadas de vida presentando el Peugeot 203, el Peugeot 404 Cabriolet, el Peugeot 205 GTi y el concept-car Peugeot Exalt.

El Type 5 es uno de los automóviles más antiguos producidos por Peugeot. Se fabricaron 14 unidades de este modelo entre 1893 y 1894. Al haber comercializado sus primeros vehículos en 1891, Peugeot es el decano entre los fabricantes de automóviles que todavía siguen en activo.

El Peugeot 504, presentado con la colaboración de la Asociación 504, cumple este año su 50 aniversario. Se produjeron casi 3.700.000 unidades de este modelo, que se siguió fabricando más allá del año 2000. Su excelente comportamiento en carretera es el origen del placer de conducir que se asocia a los vehículos de la marca del León. Elegido Coche del Año en Europa en 1969, el Peugeot 504 forjó su reputación en los cinco continentes.

La marca ha inscrito el vehículo expuesto en el stand Peugeot en Rétromobile para participar en la edición 2018 del Tour Auto. Con el mítico piloto de rallies francés Jean-Pierre Nicolas al volante, estrenará un nuevo aspecto exterior, diseñado por los equipos del Centro de Estilo Peugeot.

El Peugeot 203 también tiene su espacio en esta muestra, con un vehículo procedente de la colección privada de los «Enamorados de los Peugeot 203 y 403». Este modelo, que expresa la renovación de la marca tras la Segunda Guerra Mundial, se presentó en el Salón de París en 1948, por lo que celebra su 70 aniversario.

Inaugurado el 4 de julio de 1988 por Pierre Peugeot, el Museo Peugeot, situado en Sochaux, festeja sus tres décadas de actividad. L'Aventure Peugeot presenta más de 200 años de una historia industrial que nació en la región de Montbéliard, en el este de Francia y que ha acabado por extenderse a todo el mundo. Su objetivo es preservar, desarrollar, gestionar y divulgar el patrimonio de la marca del León.

El Peugeot Cabriolet 404, cedido por el Club 404, fue diseñado por el maestro carrocero Pininfarina. Esta versión poco corriente, con techo rígido, estuvo presente en el Salón de París, en octubre 1961.

El Peugeot 205 GTi expuesto en el stand fue restaurado por el taller del Museo de la Aventura Peugeot en el marco de una operación específica lanzada por Peugeot Francia en agosto de 2016. Presentado en febrero de 1984, el Peugeot 205 GTi contribuyó a forjar la imagen deportiva de Peugeot, reforzada por el éxito del 205 Turbo 16, doble vencedor tanto del Campeonato del Mundo de Rallies, en 1985 y 1986, como del París-Dakar, en 1987 y 1988. Este vehículo, cedido por una colección privada, se expone con la colaboración del «205 GTi Club de Francia».

Para completar el elenco de clásicos, el equipo del Centro de la Aventura Automovilística de Poissy mostrará un Talbot Lago coupé America de 1959, diseñado por Carlo Delaisse, del que se produjeron menos de 20 unidades.

Citroën y su doble aniversario

Por otro lado, Citroën rendirá homenaje al 2CV, presentado en 1948, que celebra sus 70 años, y al Mehari, lanzado en 1968, que festeja sus 50 años. Estos dos aniversarios también se destacan a través de las obras originales: dos grandes «manojos» planos de piezas sueltas, similares a los que se encuentran en las cajas de maquetas para niños. Una única diferencia: la escala 1, ya que se trata de verdaderas piezas de 2CV y Mehari.

Popular en el buen sentido, Citroën 2CV se convierte en un verdadero fenómeno social: vehículo tanto de los agricultores como de los curas, de los padres de familia como de los estudiantes, tiene una trayectoria excepcional de 42 años, con más de 5,1 millones de unidades vendidas (incluyendo las furgonetas) hasta 1990. Aún hoy, la «Deuche» sigue siendo un ícono de la historia automovilística y federa a muchos coleccionistas en todo el mundo.

El Citroën Méhari fue un cabriolet atípico construido sobre una plataforma de Dyane 6 representa una casi figura de objeto que circula no identificado en las rutas de la época. Por una buena razón: su sorprendente presentación -fresca, descontracturada y sin pretensiones- altera los códigos de los cabriolets tradicionales.

A la vez polivalente, práctico y económico, Citroën Méhari es el aliado ideal de las escapadas al mar gracias a su ingeniosa carrocería de plástico ABS que lo hace a la vez muy liviano (525 kg), insensible a la corrosión e íntegramente lavable con un chorro de agua. Extravagante sin dejar de ser decididamente amigable y optimista gracias a su modularidad generosa y sus colores pop, este pequeño Citroën es inmediatamente un éxito popular. Símbolo de libertad y de un arte de vivir simple y despreocupado, Citroën Méhari rápidamente se convierte en un fenómeno social.

Gracias a la ayuda de los clubes de coleccionistas Citroën, se expondrán otros modelos icónicos de la marca francesa, un verdadero viaje en el tiempo con modelos expuestos como el Citroën C4F Large (1931), Citroën Traction Avant 11AL Cabriolet (1935), Citroën Traction Avant 11BL Coupé (1938), Citroën 2CV Tipo A (TPV) (1939), Citroën 2CV Spécial (1976) y Citroën CX 2000 Super (1979).