Motor - Reportajes

Peugeot y Citroën, han renovado su apoyo al Banco de Alimentos de Madrid

La Fundación Banco de Alimentos de Madrid organiza la “Gran Recogida”, una importante campaña que terminó ayer y esperaba recaudar 2.700 toneladas de comida

Peugeot y Citroën, han renovado su apoyo al Banco de Alimentos de Madrid

Peugeot y Citroën han puesto a su servicio cuatro vehículos para ayudar a los voluntarios que participan en esta recogida de alimentos con destino a los más necesitados.

El último fin de semana de noviembre suele ser sinónimo de zafarrancho de combate para la Fundación Banco de Alimentos de Madrid. En esas fechas se realiza la Gran Recogida, que este año llega a su cuarta edición. En esta campaña, 20.000 voluntarios, distribuidos por 1.000 puntos de donación situados en hipermercados, supermercados y comercios de la Comunidad de Madrid, recogen víveres básicos con destino a las personas más necesitadas. El objetivo de la presente edición ha sido conseguir 2.700 toneladas de alimentos no perecederos (aceite, legumbres, conservas en lata, arroz y pasta).

Peugeot Citroën, PSA

Un año más, las marcas Peugeot y Citroën del Grupo PSA se suman a esta acción solidaria cediendo un Peugeot 308, un Peugeot 208 y un Citroën C4 Cactus, que recorrerán la Comunidad de Madrid captando apoyos en ayuntamientos, instituciones, colegios y universidades y un Citroën C4 Picasso, para el traslado de voluntarios.

La colaboración del Grupo PSA con el Banco de Alimentos viene de lejos. Ya en 2009, se organizó el Primer Raid Solidario ‘La Mejor Compra’ en el que participaron 80 periodistas de todo el país realizando una gran compra de alimentos para después distribuirlos entre diferentes centros de ayuda. En 2011 también participó, junto a la Fundación Solidaridad Carrefour, en una acción para dotar de furgones a la organización benéfica. En las tres primeras ediciones de la Gran Recogida de Alimentos, se cedieron vehículos que facilitaron el movimiento de los voluntarios.

Finalmente, en junio de 2014, coincidiendo con el lanzamiento comercial del Citroën C4 Cactus, los gerentes de los concesionarios Citroën se pusieron al volante de 150 unidades de este vehículo cargadas de víveres para a los Bancos de Alimentos de sus respectivas localidades. En total, se repartieron 3,5 toneladas de productos no perecederos.

La Fundación Banco de Alimentos de Madrid es una organización benéfica sin ánimo de lucro de cuyo fin es la consecución de alimentos y su posterior distribución gratuita entre entidades benéficas legalmente reconocidas, dedicadas a la asistencia y cuidado directo de personas necesitadas en el ámbito de la Comunidad de Madrid. Cuenta con 404 voluntarios permanentes y 19.000 ocasionales. En 2015 ha distribuido 17 millones de kilos de alimentos y asistido a 171.000 personas a través de 549 entidades benéficas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios