Motor - Reportajes

Peligro: más de 2,5 millones de neumáticos fraudulentos llegan anualmente a España

Proceden sobre todo de Centroeuropa, y no cumplen con la normativa, perjudicando al sector, al consumidor y al medio ambiente

Peligro: más de 2,5 millones de neumáticos fraudulentos llegan anualmente a España

Los neumáticos son una pieza fundamental en la seguridad de un coche. Son elementos que conviene revisar periódicamente, ya que su estado de conservación y llevar una presión correcta puede ser vital ante un percance en la carretera.

Sin embargo, aún cuando podamos pensar que llevamos en nuestro coche unas gomas en buen estado, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) ha detectado que entre el 15% y el 18% de los neumáticos importados no sson declarados, por lo que suponen un fraude y existen dudas acerca de su buen estado.

Desde Ganvam aseguran que anualmente se introducen en el mercado español más de 2,5 millones de ruedas que, procedentes sobre todo de Centroeuropa, no cumplen con la normativa de gestión, perjudicando al sector legalmente establecido, al consumidor y al medio ambiente.

Ante esta coyuntura, la asociación se ha sumado a la campaña «Stop al fraude de neumáticos no declarados» lanzada por la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (ADINE), Signus Ecovalor y Tratamiento Neumáticos Usados (TNU) en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, con el fin de poner coto a las empresas que no gestionan el caucho de acuerdo a la legislación, favoreciendo que sucesos como el del incendio del cementerio de neumáticos de Seseña del pasado mes de mayo pueda repetirse.

Además, frenar el incumplimiento de la normativa medioambiental -Real Decreto 1619/2005- supondrá atajar la competencia desleal que ejercen estas empresas frente a los talleres que sí realizan sus inversiones y el pago de impuestos para adaptarse a las exigencias administrativas; lo que contribuirá también a estrechar el cerco a las reparaciones clandestinas que generan unas pérdidas de más de mil millones de euros anuales al sector posventa.

El freno del fraude en este sentido también favorecería al consumidor, ya que podrá ver reducida la tasa medioambiental -conocida como ecovalor- que actualmente paga al comprar los neumáticos y que se utiliza para financiar la gestión de las ruedas al final de su vida útil.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, «este canon que se repercute en el comprador, que varía según el tipo de vehículo y que se destina a recoger y gestionar las cubiertas que quedan inutilizadas en los talleres, menor será cuantos más productores de neumáticos estén asociados al sistema integrado de gestión. Sin duda, cumplir con todas las de la ley beneficia a todos: al sector, al conductor y al medio ambiente».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios