Nuevo Ford Fiesta ST 2018: pequeño pero matón

Este nuevo modelo ofrece lo último en diversión al volante con la experiencia Fiesta más receptiva, gratificante y atractiva hasta el momento, además de con la emocionante banda sonora de un acertado motor de tres cilindros

NizaActualizado:

El nuevo Ford Fiesta ST es el modelo deportivo más receptivo, atractivo y divertido de la historia de la marca estadounidense, con una gama de tecnologías deportivas innovadoras que mejoran la potencia y el rendimiento, además de que ayudan a «catar» todas las curvas con total agilidad y versatilidad desde escenarios urbanos hasta la pista de carreras.

El nuevo Fiesta está impulsado por el nuevo motor de gasolina EcoBoost de 1,5 litros de Ford, el primer motor de tres cilindros que alimenta un Ford Performance, que entrega 200 CV con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y permite una velocidad máxima de 232 km/h.

Por primera vez en un Fiesta ST, se pueden modificar los modos de conducción, permitiendo que los controles del motor, la dirección y la estabilidad se configuren con un solo botón. Normal, deportivo y Track (Pista) permiten que este vehículo cambie su carácter para adaptarse a una conducción diaria y casi rutinaria a deportiva y juguetona para los fines de semana -o también a diario-. Asimismo, su diferencial de deslizamiento limitado mecánico (LSD), optativo en el Fiesta ST, optimiza el agarre en las curvas.

Más potencia, más eficiencia

Hemos tenido la oportunidad de probar este nuevo motor EcoBoost de 1.5 litros de Ford durante varios kilómetros en una ruta muy especial por los Alpes franceses, un espacio idóneo para demostrar la precisión, estabilidad y diversión que ofrece este vehículo, siempre con una eficiencia de combustible admirable que no afecta el rendimiento. Es más, su «pequeño» tamaño permite que su pase y estabilidad en curva sea impecable.

Cabe destacar que la tecnología detiene automáticamente el suministro de combustible y el funcionamiento de la válvula de uno de los cilindros del motor en condiciones en las que no se necesita plena capacidad, como cuando se está navegando con poca demanda en el motor. La tecnología puede desconectar o volver a conectar un cilindro en 14 milisegundos, 20 veces más rápido que un abrir y cerrar de ojos, para ofrecer un rendimiento completo a pedido.

La arquitectura de tres cilindros de su motor ofrece un par naturalmente alto a bajas revoluciones. El rendimiento se ve reforzado por un nuevo turbocompresor que utiliza un diseño de turbina optimizado para aumentar la presión de sobrealimentación más rápido y minimizar el retraso para una experiencia de conducción más receptiva y divertida. Una motorización de sobresaliente en la que su válvula de amplificar el sonido también sobra protagonismo ya que resulta excepcionalmente estimulante y naturalmente deportivo.

Un utilitario muy divertido que ya está a la venta por 24.995 euros, si quieres la carrocería de tres puertas, o por 25.545 si te decantas por la de cinco; 550 euros de diferencia.

Rendimiento de agarre

El Fiesta ST de tercera generación es el primero que se ofrece con un Quaife LSD opcional, lo que ayuda a optimizar la tracción delantera para mejorar la capacidad de viraje que, en particular, brinda más agarre en la salida de las curvas. El sistema mecánico trabaja para limitar la distribución del par del motor a una rueda con agarre reducido, por ejemplo, la rueda interior durante una maniobra en curva, para reducir el giro de la rueda y mejora la distribución del par motor con mayor agarre para explotar al máximo el rendimiento del motor .

Una nueva opción que funciona junto con la tecnología mejorada de Torque Vectoring Control de Ford que mejora la adherencia a la carretera y reduce el subviraje aplicando la fuerza de frenado a la rueda delantera interior en las curvas. El equilibrio entre las dos características ha sido afinado por los ingenieros de Ford Performance para ofrecer un agarre óptimo en superficies secas y suavidad en superficies mojadas.

Ergonomía superior

Este modelo está disponible en carrocería de tres puertas y cinco puertas con diseño exterior ST deportivo y rines de aleación estándar de 17 pulgadas u opcionales de 18 pulgadas. Los paragolpes deportivos con los antinieblas integrados identifican a esta versión ST vista de frente.

Aunque el habitáculo interior demuestra la misma deportividad que el exterior. Sus asientos estándar de apoyo Recaro aportan una sujección, ergonomía y comodidad excelentes. Tanto si es necesario sortear una serie de obstáculos, perseguir una serie de curvas o realizar viajes largos, estos asientos son la mejor opción. Solo necesitarás dejarte llevar y ellos harán el resto.

El sistema de información y entretenimiento es el SYNC3 de Ford. Controlarlo a través de una pantalla de 6,5 pulgadas es realmente sencillo y su sistema de sonido B&O Play, una buena opción. Como el resto de la gama Fiesta, equipa alerta y ayuda al mantenimiento de carril, control de crucero con limitador de velocidad, sensor de lluvia, luces largas automáticas y reconocimiento de señales de tráfico, entre otros.