Motor - Reportajes

Nuevo diseño para el Nissan Qashqai

El coche crece 17 milímetros de largo, y gana en calidad y tecnología

El imparable fenómeno SUV ha provocado que todsa las amrcas quieran tener uno o varios modelos en sus filas dentro de este segmento. Y casi todas tienen claro que el modelo a batir es el Nissan Qashqai. Un coche que se introdujo en el mercado en el año 2007, llegando como un pionero, y con valoraciones muy positivas tanto por parte de los profesionales como de los clientes, que llevaron a situarlo como el líder de ventas en el mercado español y europeo. Es el modelo de mayor éxito en los 83 años de historia de Nissan en Europa, ya que ha vendido unos 2,3 millones de unidades desde el lanzamiento de la versión original en 2007. Ha ganado más de 80 premios, incluyendo 19 títulos al «Coche del Año».

La competencia cada vez es más fuerte, y por eso la marca japonesa ha decidido actualizar el modelo con varias mejoras internas, con un nuevo diseño exterior, mayores niveles de calidad interior, mejor rendimiento de conducción y la inclusión de nuevas tecnologías.

Las mejoras introducidas en el Nissan Qashqai se basan en las percepciones de los consumidores y clientes. Además la firma ha introducido un nuevo acabado denominado Tekna+, por encima de Visia, Acenta, N-Connecta y Tekna, y que supone una nueva referencia en cuanto a lujo en el segmento.

Las mejoras más importantes del Nissan Qashqai se han producido en el exterior. El vehículo ha aumentado su longitud total en 17 mm, con lo cual pasa de 4,377 a 4,394 metros. La anchura (1,806 m) y la altura (1,595 m) no han variado.

La paleta de colores exteriores del Qashqai, que cuenta con acabados sólidos, metalizados y perlados, ha crecido gracias a la incorporación de dos nuevas opciones vibrantes para aquellos clientes que quieran destacar del resto. Se trata del Azul Vivid y del Bronce Chestnut.

Renovación exterior e interior

El frontal se ha renovado por completo e incluye un nuevo parachoques delantero integrado de serie. Se ha usado mucho más el color de la carrocería del coche, mientras que el plástico negro cuenta con un acabado brillante de alta calidad. Las tomas de aire en ambos lados ayudan a refrigerar el motor.

El elemento central del frontal rediseñado del Qashqai es la última versión de la emblemática parrilla «V-Motion» de Nissan, que enmarca el nuevo distintivo de Nissan. Existen dos versiones del distintivo. A partir del modelo N-Connecta, tiene un acabado totalmente plano; esto se debe a que el radar mejorado que forma parte del sistema anti-colisión frontal inteligente del Qashqai está situado detrás. El acabado plano permite que las ondas de radar lo atraviesen sin obstáculos. En modelos anteriores, el radar estaba situado en una posición inferior de la parrilla, más hacia el lateral. Los modelos sin sistema anti-colisión frontal inteligente incorporan una segunda versión del distintivo que tiene un diseño más tradicional.

En la vista de perfil, las mejoras del Qashqai se transmiten mediante una nueva gama de llantas de aleación de alta calidad con tamaños de 17, 18 y 19 pulgadas.

En la mitad inferior del parachoques, los dos embellecedores horizontales son toda una novedad. Son de color negro en los modelos Visia y Acenta, y de color plateado satinado en el modelo N-Connecta y superiores. Los faros antiniebla delanteros –que ahora están más integrados y ocupan una posición inferior– vienen de serie a partir del modelo Acenta.

El efecto de las mejoras también se nota en el habitáculo, con mayores niveles de calidad percibida y un interior más orientado al conductor. Al entrar en el coche se distingue el nuevo volante, con el mismo diseño que el resto de nuevos modelos Nissan en todo el mundo, incluyendo el nuevo Micra y el nuevo X-Trail. Ahora el volante tiene forma de D, por lo que la base horizontal facilita el acceso y la salida del conductor, además de ofrecer un aspecto y sensación más deportivos.

Los controles de cuatro posiciones de la pantalla del panel de instrumentos (radio izquierdo) y el control de crucero (radio derecho) son nuevos y permiten al conductor un uso más intuitivo, además de reducir el tiempo de distracción.

También se han mejorado muchas otras zonas del habitáculo. Las salidas de aire y las manecillas de las puertas están acabadas en materiales de mayor calidad y más suaves, mientras que el reposabrazos de la consola central, entre los dos asientos delanteros, cuenta con costuras más elegantes a partir del acabado Acenta. El color del techo del Qashqai es oscuro a partir del modelo Tekna. Aquellos clientes que elijan el Qashqai con transmisión automática CVT X-Tronic contarán con embellecedor de símil piel para el selector de marchas.

El nuevo modelo cuenta con controles eléctricos de un solo toque para las cuatro ventanillas, una prestación de serie en toda la gama. Los asientos delanteros han sido totalmente rediseñados a partir del modelo N-Connecta.

Como opción, el nuevo modelo está disponible con un sistema de audio de ocho altavoces (en los acabados Tekna y Tekna+). Este sistema de la marca BOSE cuenta con dos altavoces de agudos de 25 mm en la base del parabrisas, un altavoz de graves de 165 mm en cada puerta delantera y un altavoz de medio alcance de 130 mm en cada puerta trasera. Hay dos altavoces de agudos de 115 mm instalados en una carcasa de diseño especial con capacidad de 7,7 litros situada en el espacio del maletero habilitado para la rueda de repuesto. Debajo del asiento del acompañante hay un amplificador digital BOSE con ocho canales de ecualización personalizable y procesamiento de señal digital.

Movilidad inteligente

En materia de seguridad y movilidad inteligente, durante la primera mitad de 2018 Nissan incorporará ProPILOT en el nuevo Qashqai. Se trata de la primera fase del proceso de la marca por adoptar la conducción autónoma, aportando así a los conductores más libertad mediante la automatización, si lo desean, de los aspectos más mundanos de la conducción.

ProPILOT controlará la dirección, la aceleración y los frenos al circular por carril único en autopista, en situaciones de tráfico congestionado y al circular a alta velocidad. Se basa en tres tecnologías: asistente de mantenimiento de carril (LKA), control de crucero inteligente (ICC) y piloto de atascos (TJP). El sistema ProPILOT tiene un uso intuitivo y se activará mediante un botón situado en el volante del Qashqai. La información aparecerá en el panel de instrumentos, entre los indicadores. Se facilitarán más detalles sobre ProPILOT cuando se acerque su lanzamiento.

Se han incorporado al Qashqai las nuevas tecnologías de la Movilidad Inteligente Nissan. El sistema de aviso de tráfico trasero, diseñado para reducir el riesgo de colisiones a baja velocidad al salir marcha atrás de un aparcamiento, está ya disponible por primera vez. Si el conductor intenta circular marcha atrás cuando se detecta un vehículo acercándose, el sistema genera avisos visuales y sonoros.

El Qashqai incorpora el sistema anti-colisión frontal inteligente desde 2014, aunque en el nuevo modelo este sistema incluye el detector de peatones. Esta tecnología innovadora ayuda a evitar o mitigar las colisiones con peatones mediante una combinación de radar delantero y una cámara. El control de ángulo muerto se basa en los datos de radar en lugar de imágenes de cámara, lo que significa que funciona con un espectro más amplio y una precisión de detección mejorada.

El Qashqai sigue incluyendo el identificador de señales de tráfico, el detector de fatiga inteligente, el asistente inteligente al aparcamiento, la cámara inteligente de visión 360º y la alerta de cambio de carril involuntario. Se han incorporado módulos de control de nueva generación en muchas de las tecnologías del coche para mejorar su rendimiento.

La tecnología llamada asistente de bloqueo (SSA) es una novedad del Qashqai y complementa al sistema de asistencia al arranque en pendiente (HSA) en los modelos con transmisión manual. El sistema SSA mantiene el coche estático hasta tres minutos y después se activa automáticamente el freno de mano. El SSA funciona tanto en pendiente como en superficie plana, lo que permite al conductor quitar el pie del freno. Esta prestación mejora la seguridad, aumenta la confianza del conductor y reduce la fatiga. Un piloto verde situado en el panel de instrumentos indica la activación del sistema.

Motores

La gama de motores del Qashqai se mantiene, por lo que ofrece la opción de motor de gasolina o diésel, transmisión manual de seis velocidades o automática CVT XTronic y 2WD o 4WD. La gama incluye la unidad diésel de 1,5 litros y 110 CV que, con unas emisiones de CO2 de solo 99 g/km y un consumo de combustible de solo 3,8 litros / 100 km, la convierte en líder de su segmento.

El coche se sigue fabricando en las modernas instalaciones de producción que Nissan tiene en Sunderland, Reino Unido, una de las plantas automovilísticas más eficientes de Europa.

El nuevo Nissan Qashqai se presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra de este año y saldrá a la venta en toda Europa en julio de 2017.

Toda la actualidad en portada

comentarios