Motor - Reportajes

La mitad de los españoles estarían dispuestos a comprar coche en internet

Esta es una de las principales conclusiones del estudio sobre la «Experiencia digital del cliente de automoción en España»

La mitad de los españoles estarían dispuestos a comprar coche en internet

Las operaciones de compra-venta en la red están ganando terreno. Y el sector de la automoción no se queda al margen. En la actualdiad el 47% de los automovilistas españoles estarían dispuestos a comprar su próximo coche y contratar los servicios de manteminienjhto a través de internet. Esta es una de las principales conclusiones del estudio sobre la «Experiencia digital del cliente de automoción en España» con el que se abrió el XII Foro del V.O. y Posventa celebrado en el Hipódromo de la Zarzuela, de Madrid, el pasado 4 de octubre. El evento, que promueve GANVAM y organiza INTERNETING, contó con la participación de más de 530 congresistas.

Los clientes del sector del automóvil creen que las empresas de venta y posventa de vehículos están más digitalizadas de lo que ellas mismas piensan. Así se recoge en el estudio con el que la empresa DEKRA Automotive Solutions abrió la Mesa General del XII Foro del V.O. y Posventa.

El informe, que se ha elaborado a través de encuestas a automovilistas, aporta interesantes datos. Un 47% de los españoles ya está dispuesto a comprar on line un vehículo y sus mantenimientos. Entre las herramientas de contacto digital con su concesionario y taller más valoradas por los españoles se cuentan los configuradores y comparadores de vehículos, las visitas video virtuales y la consulta on line de mantenimientos.

La mayoría de los encuestados considera, además, que las empresas de venta y reparación de vehículos están debidamente digitalizadas, casi al mismo nivel que otros sectores muy avanzados como el de los hoteles o la restauración. Esta opinión, sin embargo, no fue compartida con los participantes en la Mesa General del Foro, que se preguntaron por qué aún los particulares no compran vehículos o contratan un servicio de mantenimiento del coche en Internet. Según convinieron, el sector no dispone de procedimientos bien estructurados para que el automovilista haga algo más que buscar información y concrete la compra. Apuntaron que quizá existan resistencias culturales por parte de las empresas del sector y también que para digitalizarse hay que invertir y quizá no todas las empresas están en condiciones de hacerlo.

Competencia desleal e irregularidades

Las dos sesiones finales del XII Foro del V.O. estuvieron dedicadas a analizar la magnitud y casuística de las irregularidades existentes en los mercados de posventa y del V.O.

En el caso de la Mesa de Debate de posventa, tras identificar cada uno de los fenómenos existentes (talleres ilegales, neumáticos no declarados, bricolaje con piezas adquiridas on line de origen dudoso…), los participantes señalaron que muchas de estas prácticas ya están siendo denunciadas por el sector ante las autoridades con muy pocos resultados. Convinieron, con todo, que las diferentes administraciones tienen más información que antes acerca de lo que ocurre y son conscientes de que son fenómenos que preocupan al sector de la posventa.

Los miembros de la mesa señalaron, no obstante, que además de la persecución legal y policial de las irregularidades, el sector también puede actuar para evitar este tipo de prácticas. Y se apuntaron dos casos de éxito: el acuerdo de Ganvam con la Guardia Civil para perseguir los talleres ilegales y la actividad de la Comisión Antipiratería del Automóvil (CAPA) con una combinación de iniciativas de concienciación sectorial y denuncia.

¿Está preparado el sector del V.O. para sobrevivir a fenómenos como la venta ilegal, el intrusismo o las nuevas fórmulas de desintermediación? Tal fue la pregunta que abordó la última Mesa de Debate sobre V.O. Se abordó la cuestión de por qué los automovilistas españoles están dispuestos a asumir un cierto riesgo comprando a particulares o a profesionales que les proponen ofertas sospechosamente ventajosas.

Se aportaron dos argumentos. El primero tiene que ver con la elevada edad del parque de vehículos en el mercado de ocasión: cuando más viejo es el coche más fácil parece asumir que hay que correr algún riesgo (y es un coche que al concesionario, en general, no le interesa vender, salvo que sirva para incentivar una venta de nuevo). El segundo es que el compraventa oficial no ha conseguido aportar el suficiente valor, la suficiente confianza a su propuesta, y el cliente final piensa: “Si corro un riesgo en cualquier caso, que sea en el sitio más económico”.

Se llegó a la conclusión de que el cliente de V.O. lo que realmente quiere es “la verdad” y que el sector, con carácter general, no está logrando satisfacer esa necesidad. Para mejorar la confianza del automovilista en los compraventa de ocasión se apuntaron varias iniciativas: que cada V.O. a la venta tenga que pasar antes por la ITV para certificar sus kilómetros; trabajar por prestigiar las certificaciones; y seguir avanzando en la legislación para ponérselo difícil a los que compiten deslealmente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios