Motor - Reportajes

La mayoría no amortiza jamás el seguro a todo riesgo del coche

Para que resulte rentable hay que dar 3 partes con culpa al año

Los seguros a todo riesgo sin franquicia son un 128% más caros que los que incluyen franquicia

Los mayores de 60 años son los conductores más propensos a contratar pólizas de coche a todo riesgo

La mayoría no amortiza jamás el seguro a todo riesgo del coche

El principal motivo para contratar un seguro de coche a todo riesgo es prevenir costes derivados de accidentes en los que hemos sido responsables. Por ello, los conductores más precavidos suelen apostar por pólizas a todo riesgo sin franquicia que garanticen que la aseguradora correrá con todos los gatos en caso de accidente.

Sin embargo, un estudio reciente de Acierto.com revela que 7 de cada 10 conductores españoles pierde dinero con estas pólizas, pues no llegan a amortizarlas.

El informe, elaborado a partir del análisis de un millón de precios de pólizas a todo riesgo de más de 30 aseguradoras, demuestra que el precio medio de los seguros sin franquicia se sitúa en 1.037 euros anuales, mientras que el de los seguros con franquicia disminuye hasta 454 euros por año.

Por tanto, los seguros de coche a todo riesgo sin franquicia resultan un 128,4% más caros que su alternativa con franquicia, más del doble. Además, según cálculos de Acierto.com para una franquicia media estimada de 186 euros sería necesario dar 3 partes con culpa al año para que una póliza a todo riesgo sin franquicia resulte rentable frente a la modalidad de franquicia.

En cambio, posiblemente debido a su carácter prudente y previsor, el 67% de los perfiles de contratantes de pólizas de auto a todo riesgo analizados por el comparador online declara no haber dado parte alguno en los últimos 5 años. En ese periodo podrían haber ahorrado más de 2.250 euros de haber contratado un seguro a todo riesgo con franquicia.

Hasta 5 partes para amortizar el coste extra

Las diferencias de precio pueden ser aún mayores según la compañía aseguradora y, en algunos casos, el importe de los seguros a todo riesgo sin franquicia llega a ser hasta 4,8 veces superior al importe de la franquicia, lo que haría necesario dar 5 partes para amortizar su coste.

Por otro lado, la diferencia mínima entre ambas modalidades de póliza nunca es inferior a 1,2 veces el coste medio de la franquicia, de manera que en el caso del 100% de las aseguradoras analizadas siempre resulta más rentable contratar una póliza a todo riesgo con franquicia aunque se dé un parte de daños propios con culpa al año.

El perfil de conductor más propenso a contratar pólizas de coche a todo riesgo es el de un mayor de 60 años, que opta de forma mayoritaria por esta modalidad pese a tratarse de los conductores que menos usan el coche, con una media de 8.400 km/año. Entre otras razones, es el grupo de edad más propenso a conducir coches de lujo (la cuota de conductores de vehículos Mercedes-Benz pasa del 3,5% a los 50 años al 6,5% a los 60 años y al 11,6% a los 70).

El importe de los seguros para este perfil sin franquicia se sitúa en 640 euros, un 60% más costoso que con franquicia. Así, teniendo en cuenta la citada franquicia media de 186 euros, para ellos también es más rentable la modalidad franquiciada, aunque den un parte al año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios