El CEO de Peugeot, junto a su superventas, el 3008
El CEO de Peugeot, junto a su superventas, el 3008 - ABC

Jean-Philippe Imparato (Peugeot): «La recuperación de España tras la crisis ha sido extraordinaria»

Tras presentar unos resultados históricos, el CEO de la marca del León reconoce que el reto es «hacerlos consistentes»

Actualizado:

Jean-Philippe Imparato comenzó su carrera en PSA en 1989. Tras ocupar puestos directivos en China y Latinoamérica, fue nombrado CEO de Peugeot en 2016. Desde entonces, la marca del León no ha parado de mejorar sus ventas, hasta conseguir una cifra histórica, 2.134.850 unidades, en 2017.

-Los resultados del pasado ejercicio han sido han sido de récord. ¿Qué ha impulsado las ventas?

-Nunca habíamos vendido tantos coches como en 2017. Hay tres motivos: en primer lugar, la estrategia que lanzamos hace cinco años [para diferenciarse más de Citroën] está dando sus resultados, y nos ha permitido alcanzar los primeros puestos en el mercado de SUV. Hace dos años nos comprometimos a lanzar 5 nuevos SUV, como el 3008 y el 5008 también introducirnos en China. Llegamos al mercado al mismo tiempo que el cliente demandaba un producto de calidad y de diseño, y estaba listo para pagar por ello. La tercera razón es que las ventas de vehículos comerciales ligeros han despegado en 2017. Hay que destacar que el crecimiento es a nivel mundial. Hemos conseguido ofrecer un producto equilibrado en todas las regiones en las que operamos.

-¿Y en España?

-Las ventas en España han crecido más de un 5%, y somos una de las marcas más vendidas. Tenemos el 7,07% de cuota de mercado, y somos la segunda que más SUV vende, y también hemos tenido un resultado extraordinario en vehículos comerciales ligeros. España es clave para nosotros, nos sentimos en casa. En 2018 comenzamos desde un punto de partida extraordinario para seguir creciendo. También la red comercial se ha recuperado tras la crisis. En 2011 España estaba en una situación terrible, y ha habido un giro fantástico. Además, en Vigo producimos la Partner, un vehículo esencial para nosotros, que se renovará en 2018.

-¿Continuará el auge de los SUV?

-Eso espero. Ahora mismo ya supone cerca del 50% de nuestras ventas. Vamos a mantener la presión en la línea SUV, aunque sin olvidar nuestro ADN, se trate del vehículo que se trate, y sin dejar de lado los sedanes, como el nuevo 508, que presentaremos en pocas semanas en Ginebra.

-¿Cuáles son los objetivos para 2018?

-¡Batir el récord de ventas! Pero no solo eso: ser consistente, que significa lanzar uno o dos vehículos por vehículo en cada región, y ofrecer más tecnología, más asistentes de conducción (ADAS) y más confort en cada uno de esos vehículos, porque la marca lo merece. Especialmente en España, donde los conductores le dan mucha importancia. Es hora de enviar al mercado un mensaje diferente. Nuestra estrategia global es convertirnos en una marca generalista premium, y eso obliga a ser el mejor con un precio contenido.

-¿Teme que los modelos de Opel y de Peugeot compitan entre sí dentro del grupo?

-No, en absoluto. Revisamos ese tema en diciembre entre todas las marcas del grupo. Los diseñadores presentaron sus propuestas para los próximos años, y vimos que no habría colisión, por lo que no cambiaremos de estrategia. Opel es especialmente fuerte en Alemania y Reino Unido, nosotros en Francia o España. Además está enfocada solo en Europa, y nosotros en todo el mundo, y hay muchas cosas que podemos aprovechar para complementarnos.

-¿Cómo imagina los próximos años?

-Estamos en una situación de cambio, y eso es fantástico porque estimulará la competencia. En los próximos cinco años el 80% de nuestra oferta estará electrificada, y el primer paso lo daremos el próximo año. En 2020 el 50 por ciento de la oferta ya lo estará. También habrá una transición digital, y mediante una app se podrá elegir un Peugeot eligiendo el tipo de propulsión que quiere: gasolina, diésel, eléctrico o híbrido. En segundo lugar, habrá una revolución autónoma, aunque cada Peugeot mantendrá su puesto de conducción, de tal manera que si el conductor quiere conducir podrá hacerlo. Lo mostramos con nuestro prototipo Instinct Concept, que adelantó nuestra visión, que se basa en la libertad. No queremos que esta revolución traiga el aburrimiento a los conductores. Volviendo a la revolución digital, se podrá adquirir un vehículo online. La compra será una experiencia digital gestionada por la marca y con el apoyo de la red comercial. El cliente elegirá y comprará su coche de forma digital, pero se entregará en el concesionario. Pero esta transformación no puede en ningún caso resultar aburrida al cliente. Lo primero es disfrutar: esa es la clave.

-¿Llegarán a desaparecer los concesionarios por la venta online?

-No, la marca y los concesionarios deberán colaborar juntos.

-Las compañías tecnológicas como Google o Apple, serán competencia de los fabricantes a la hora de monetizar los datos generados?

-No, pero debemos estar preparados, y por ese motivo estamos invirtiendo para posicionarnos como empresa proveedora de servicios de movilidad. Creo que estaremos preparados para la transformación digital, siempre que no olvidemos nuestra historia y nuestros valores.

-Esa estrategia de erigirse en proveedor de servicios de movilidad, ¿acabará permitiéndoles ingresar más que la venta de coches?

-Quizás si o quizás no. Mi punto de vista es que Peugeot debe ser proveedor de ese servicio de movilidad, pero nunca sin perder nuestro ADN.