Motor - Reportajes

Habrá un Mini enchufable

Aunque aún en fase de pruebas, Mini tiene muy avanzado su primer híbrido enchufable aunque no dice para cuándo

El nuevo Mini enchufable camuflado
El nuevo Mini enchufable camuflado

Aunar lo mejor de Mini -su cercanía con el mundo de los karts- y la contundencia de los motores eléctricos está más cerca de lo que pensábamos, según acaba de anunciar la propia marca.

El Mini enchufable

Durante la prueba de conducción del nuevo modelo, en una versión prácticamente de serie, Sebastian Mackensen, director de la marca MINI, y Peter Wolf, director de series MINI, presentan el nuevo modelo y nos cuentan cómo logra seguir ofreciendo la experiencia de conducir un kart en el más auténtico estilo MINI.

«Convencer a los clientes de MINI de las ventajas de la conducción híbrida», afirma Mackensen, «e impresionar a cualquiera que ya haya experimentado un vehículo híbrido con la sensación de conducir un kart única de MINI». La clave para lograrlo reside en la gestión inteligente de la energía, que se utiliza para controlar la interacción entre los motores eléctricos y de combustión. Por ello, el primer modelo híbrido enchufable (plug-in) de MINI no se centra únicamente en la eficiencia, sino en lograr el máximo placer de conducir.

Aparentemente un Mini más

A primera vista, el nuevo enchufable no se reconoce como tal pues el enchufe para la carga de la batería de alto voltaje se ha integrado con discreción en las molduras para los intermitentes laterales. Además, en el puesto de conducción todo resulta familiar. Tan sólo cambia el botón Start/Stop del centro del salpicadero que brilla en color amarillo en lugar de rojo. Como es habitual, para arrancar el coche basta con pulsar el botón. Sin embargo, el coche permanece en silencio, ya que siempre inicia la marcha en modo eléctrico. El cuentarrevoluciones del cuadro de instrumentos, en la columna de dirección, se ha sustituido por un display de potencia y en él se informa al conductor acerca de la reserva de potencia del motor eléctrico antes de que el motor de combustión se ponga en marcha. Como en otros modelos híbridos el momento en el que el motor de combustión se pone en marcha depende de la velocidad a la que circule el vehículo y la intensidad con la que el conductor accione el pedal del acelerador.

3 modos de conducción

El nuevo Mini enchufable tendrá al menos 3 modos de conducción. El primero denominado AUTO eDRIVE permite conducir a una velocidad de hasta 80 km/h, mientras que en el modo MAX eDRIVE es posible alcanzar velocidades de hasta 125 km/h. Para Mackensen: «En un modelo híbrido MINI, la experiencia de conducción en modo eléctrico debe ofrecer pura emoción. Esto significa que la conducción en modo exclusivamente eléctrico no se limita a velocidades de 30 o 40 km/h, sino que permite conducir a velocidades superiores a las características de la ciudad».

Como dice Mackensen en el nuevo Mini habrá que pisar el pedal del acelerador muy a fondo para activar la segunda fuente de potencia. Entonces es cuando realmente empieza todo. Y según anuncia con la potencia combinada de ambos motores, el primer vehículo híbrido MINI proporciona una aceleración sin igual en comparación con sus hermanos con un solo motor de combustión.

Sin embargo, la sensación de estar al volante de un kart que ofrece MINI no es solo cuestión de una aceleración rápida. Sobre todo, este MINI híbrido debe demostrar que es capaz de tomar las curvas más emocionantes y sinuosas con gran precisión. Allí es donde el concepto de híbrido enchufable (plug-in) de MINI juega su carta ganadora. «En lo que al bastidor y a la suspensión se refiere, no ha cambiado nada en relación con las variantes con propulsión convencional», afirma Wolf, «y los reglajes favorecen muchísimo al concepto de híbrido». Gracias a los componentes de eDrive, situados en una posición baja en la parte trasera, el centro de gravedad del vehículo se ha rebajado y el peso se ha repartido en la misma proporción entre el eje delantero y el trasero para que la agilidad típica de MINI sea todavía más patente.

4x4

El concepto de híbrido tiene otra ventaja: el motor eléctrico transmite su potencia a las ruedas traseras, mientras que el motor eléctrico lo hace a las delanteras. Como el sistema de gestión inteligente de la energía está íntimamente relacionado con el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), tanto la tracción como la estabilidad de marcha se optimizan mediante el sistema de propulsión. «Tan pronto como el vehículo detecta que existe cualquier resquicio de derrape, se activa el segundo motor para ofrecer mayor tracción al inicio o para garantizar un mayor grado de precisión en la dirección al tomar las curvas», indica Wolf.

El sistema de gestión inteligente de la energía brinda una nueva oportunidad para que ambos motores funcionen juntos con eficacia. Mientras conduce por autopista, Mackensen activa un tercer modo de conducción con el botón eDrive: SAVE BATTERY. En este modo, el motor de combustión impulsa el vehículo mientras que, a su vez, la batería de alto voltaje puede mantener constante el nivel de carga o, incluso, aumentar esta mediante un generador. La conducción de larga distancia con el modo SAVE BATTERY permite generar suficiente potencia para conducir en modo exclusivamente eléctrico más adelante.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios