Nuevo Seat todocamino

¿Por qué gustan tanto los «todocamino»?

El segmento de los SUV compactos prevé un aumento del 25% hasta 2020, superando 1,5 millones de coches en Europa occidental

SEAT lanza este año el primer SUV compacto de su historia, llamado a ser el tercer gran pilar de la marca

MadridActualizado:

Las iníciales de SUV responden a Sport Utility Vehicle, es decir, un vehículo deportivo y utilitario. Aunque en España estas siglas se utilizan para definir a los vehículos con aspecto de todoterreno o camperos», con una practicidad similar a la de los monovolumen», y con ciertas capacidades para rodar fuera de las carreteras asfaltadas, debido sobre todo a que tienen una mayor altura al suelo que los turismos convencionales.

Pero, ¿por qué gustan tanto los SUV o todocamino»? ¿Qué tienen estos coches para que los compradores opten cada vez más por ellos? La respuesta radica, según los expertos, en la evolución de las necesidades de las personas. Y es que el coche «ha sido, y continúa siendo, un reflejo de la sociedad», afirma Lluís Puerto, mánager técnico de la Fundación RACC.

En esta misma línea se expresa Jordi Brunat, profesor de planificación estratégica en ESADE y experto en el sector de la automoción: «El coche es una extensión de la persona, de su personalidad, de su forma de vida, de sus hábitos, de su capacidad económica, de su entender social y de su encaje en sociedad. Por ello, la evolución de la sociedad y la del automóvil han ido muy de la mano».

En sus más de 100 años de historia, el coche ha tenido varias funcionalidades: inicialmente, según Lluís Puerto, era un símbolo de estatus, la herramienta de desplazamiento para las capas más altas de la sociedad. En clave española, en los años 60 y 70 el acceso al coche se populariza y llega a la clase media, gracias fundamentalmente al SEAT 600.

Con los años, la sociedad le pide cada vez más al coche. Al margen de factores como la seguridad, fundamental hoy en día, la conectividad es una de las tendencias del momento e «importantísima para entender los próximos diez años», asegura Puerto. «Los servicios conectados que ya tenemos en el móvil, y sin los cuales no podemos vivir, tienen que introducirse de forma natural en el coche, y así se está produciendo», añade.

La era del SUV compacto

La industria automovilística se ha ido adaptando a lo largo de los años a la evolución de la sociedad. Ahora vivimos en la era de los SUV compactos, un segmento que gana terreno por «su capacidad de responder a las necesidades de una misma familia, además de la posibilidad que ofrece de hacer muchos kilómetros tanto en terreno urbano como interurbano», en opinión del experto del RACC.

Ante esta oportunidad, SEAT entra en este segmento y lanzará su primer SUV compacto a mediados de este año —basado en el ensayo 20V20 C0ncept, de color naranja sobre estas líneas—, «un momento idóneo», según Arantxa Alonso, del departamento de Product Marketing de SEAT. «Con la fórmula del León hemos demostrado que somos una marca madura capaz de hacer coches que resaltan por tecnología y calidad», lo que ha permitido a la compañía aumentar las ventas que prevé consolidar con la entrada a nuevos segmentos, como el del SUV compacto.

Alonso considera que el cliente del SUV busca cuatro características principales: mayor sensación de seguridad, que se refleja en un carácter más robusto; un diseño más moderno; mayor versatilidad; y más espacio.

Según explica, estos son los elementos que valora un cliente mayoritariamente hombre con una media de edad de 52 años, aunque también es un coche muy apreciado por las mujeres. «Gracias a la postura de conducción elevada encuentran esa sensación de seguridad, que permite acabar con los miedos en la ciudad. Es como sentirse en un castillo», añade Alonso.

Según datos de la marca española, estos modelos crecerán un 25% hasta 2020, superando las 1.550.000 unidades en Europa occidental. «No se trata de una tendencia o una moda pasajera, sino que el SUV ha llegado para quedarse», en palabras de Alonso.