Ya funcionan las cámaras que vigilan si llevas puesto el cinturón de seguridad

Después de la velocidad, el no uso del cinturón de seguridad es la segunda mayor causa de muerte en carretera

MADRIDActualizado:

Un gesto tan sencillo como abrocharse el cinturón de seguridad puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. A día de hoy todav´ia son muchas las personas que no se abrochan este elemento de seguridad.

Para controlar su uso ya han entrado en funcionamiento 50 de las 227 cámaras de control del uso del cinturón de seguridad instaladas en carretera. Su puesta en funcionamiento coincide con una campaña especial de la Dirección General de Tráfico, mediante la cual durante una semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, junto con las distintas policías autonómicas y locales van a intensificar los controles tanto en el entorno interurbano, como en las vías urbanas para comprobar que todos los ocupantes de los vehículos hacen un uso correcto de dicho dispositivo.

Se prestará especial interés en controlar que los menores vayan correctamente sentados en sus sistemas de retención infantil, en una semana en la que miles de escolares están comenzando un nuevo curso y muchos de ellos son trasladados en vehículo privado al colegio.

No llevar puesto el cinturón de seguridad en el vehículo es la segunda mayor causa de muerte en carretera, después del exceso de velocidad, pero por delante del alcohol al volante, según la Comisión Europea.

En España, el 28% de los fallecidos en accidente de tráfico durante el verano, ocupantes de turismos no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente. Este porcentaje es similar al de fallecidos sin dispositivo de retención durante todo el año pasado (190 de los 823 fallecidos en turismo o furgoneta).

Según Gregorio Serrano, director de la DGT «para evitar más víctimas por no llevarlo puesto, hoy lunes entran en funcionamiento las primeras 50 cámaras de control del cinturón de seguridad que detectan si los conductores no hacen uso de este elemento de protección”. “Durante dos meses los conductores que hayan sido captados por las mismas únicamente recibirán una carta informativa, pero pasado este plazo se iniciará el correspondiente procedimiento sancionador».

Además ha destacado que «en el accidente de Pancorbo, Burgos, de la semana pasada, cinco (tres menores, la madre y la abuela) de los seis ocupantes del vehículo no llevaban cinturón de seguridad en el momento del accidente, un hecho que teniendo en cuenta que su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte, seguro que con un 70% de probabilidad hubieran salvado la vida».

De forma progresiva durante los próximos meses entrarán en funcionamiento el resto de cámaras hasta completar las 227 instaladas tanto en vías convencionales (60%) como en las de alta capacidad y cuya localización se puede consultar en dgt.es

Además de los controles que realizarán a pie de carretera los agentes de la ATGC, de las cámaras instaladas en la carretera y desde el aire con los helicópteros de la DGT, se intensificarán los mensajes del uso de dicho dispositivo de seguridad en los paneles de mensaje variable ubicados en carretera, en las diferentes emisoras de radio y en las redes sociales con el fin de recordar la importancia de utilizar este dispositivo de retención, que según la Organización Mundial de la Salud es uno de los inventos que más vidas ha salvado.

Vuelta al cole

La campaña de vigilancia que hoy comienza, coincide con la vuelta al cole de miles de menores. Por este motivo, la DGT recuerda a los adultos que las prisas y los desplazamientos cortos para llevar o recoger a los niños del cole no son excusas para llevar siempre puesto el cinturón de seguridad y a los niños anclados en sus sillas respectivas. Este tipo de desplazamientos cortos es donde se acumula el mayor número de conductas de riesgo.

El traslado de los menores en el vehículo es responsabilidad del adulto, por ello, la DGT recuerda que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto cuando cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, si todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características, o cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.