Estos son los motivos por los que la grúa se puede llevar tu coche

Los expertos recomiendan recurrir si consideramos que nos han retirado el coche de forma injusta

MADRIDActualizado:

La grúa puede ser bien recibida, en caso de que hayamos tenido un percance y venga a prestarnos ayuda, o puede convertirse en uno de los vehículos más odiados de la vía publica, en el caso de que se haya llevado nuestro coche al depósito municipal.

Aunque normalmente esta retrada se va a producir como consecuencia de una infracción (normalmente un mal estacionamiento), la grúa municipal o la concesionaria del servicio no siempre tiene la razón, y existen una serie de motivos bien especificados en la legislación fuera de los cuales no podrán llevarnos nuestro coche.

Según los expertos de Multayuda, los supuestos casos por los que la grúa podrá actuar es, en primer lugar, cuando el vehículo suponga un peligro o provoque graves problemas de circulación. Esto implica tanto la circulación de personas como de vehículos o transportes públicos. Lo mismo ocurrirá si está deteriorando el patrimonio público.

También se pueden llevar el vehículo si este estuviese implicado en algún accidente que le impida continuar la marcha, tendrá que mover el vehículo, o cuando un vehículo está inmovilizado por deficiencias, tendrá un plazo de 48 horas para solucionarlas. De no ser así, estando el vehículo en la vía pública, será trasladado al depósito.

La retirada también es correcta cuando las autoridades detectan un vehículo que circula sin seguro. En ese caso procederán a inmovilizarlo y acto seguido, la grúa se lo llevará.

Los tres últimos supuestos son: cuando el infractor se niegue a depositar o garantizar el pago del importe de la multa. Cuando un vehículo está dado de baja, tampoco puede circular. Y si un vehículo permanece estacionado más de un mes en el mismo sitio. En este último caso puede considerarse abandonado. Si tras dejar avisos en el coche, éste no se mueve o presenta graves desperfectos que impidan su movilización, será desplazado al depósito por una grúa.

Ante cualquier situación injusta que vulnere nuestros derechos como conductores, podremos recurrir. Así pues, si no estamos de acuerdo con la retirada del vehículo, podremos tomar medidas.

Por eso, se podrá presentar un recurso tanto por la multa como por el coste del desplazamiento o la estancia en el depósito municipal.