Motor - Reportajes

Nos engañan haciendo que neumáticos viejos parezcan nuevos

El vídeo bajo estas líneas demuestra cómo una vieja cubierta pueda recuperar la apariencia de otra nueva. Pero es solo eso, mera apariencia. Y es que sus propiedades se sitúan en el polo opuesto de la seguridad que aporta una rueda nueva

Muchos optan por adquirir neumáticos reciclados cuando llega el momento de sustituir los que monta el coche, ya gastados. No son como los nuevos o de "primera mano", con todas sus propiedades y virtudes de agarre y seguridad (capacidad de frenada, de evacuación de agua sobre el firme, de adherencia...), pero hay quien los considera aceptables para un uso poco exigente a cambio de una factura más ajustada.

Pero, ojo, es fácil que nos vendan "gato por liebre", como cabe apreciar en el vídeo sobre estas líneas: en más de un caso ni siquiera son neumáticos recauchutados, sino directamente falseados, resultado de "rascar" dibujo donde apenas quedan recursos. Solo con el propósito de hacerlos pasar por nuevos, pero sin duda carentes de la menor garantía y sin apenas kilometraje por delante sin arriesgarnos a un peligroso reventón.

Y es que el fraude también toca de lleno a esta parcela, haciendo pasar cubiertas viejas sin apenas goma por nuevas o, como poco, recauchutadas. Como cabe apreciar "redibujadas", para que parezcan originales y de calidad, a base de horadar en una goma casi inexistente.

Es evidente que su precio, mucho más barato, actúa de reclamo. Incluso el aspecto resultante tras la maniobra de "puesta al día", como se ve, los hace pasar casi por nuevos... o algo parecido. Pero el riesgo de circular con neumáticos así, a todas luces inutilizados, es enorme.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios