Las copias más descaradas de coches fabricadas en China

Afortunadamente esta tendencia va a menos y existen ya varias marcas chinas que dedican tiempo y dinero en diseñar sus propios vehículos

MadridActualizado:

La polémica sobre la falta de originalidad de los fabricantes de coches en China sigue muy presente. Aunque, afortunadamente, esta tendencia va a menos y existen ya varias marcas chinas que dedican tiempo y dinero en diseñar sus propios vehículos, todavía es una práctica demasiado extentida en el gigante asiático. Desde ABC hemos recopilado varias copias y los modelos en los que se inspira.

LandWind X7

La firma china LandWind lanzó un todoterreno calcado del británico Range Rover Evoque. El X7 se puede comprar en China por 17.665 euros aproximadamente, un importe notablemente más bajo que el Evoque original que, debido a los derechos de importación en el país asiático, sitúa la cifra final en 76.000 euros. Hasta las proporciones y el motor turbo de 180 CV y caja automática de seis marchas lo hacen más copia si cabe.

Yema F16

El Audi A4 Avant tiene un imitador chino: el Yema F16. Estéticamente es un fiel reflejo de la versión rural del Audi A4, aunque despegado del suelo, con equipamiento básico y seguridad deficiente. Aunque este F16 es eléctrico. Dispone de 80 CV, desarrolla una velocidad final de 110 km/h y puede recorrer 260 kilómetros con la carga completa de la batería. Unas prestaciones que no se asemejan nada a su inspirador occidental.

Yogomo 330

Kia tampoco se libra de tener una copia de su Picanto, un Yogomo 330, aunque este sea un coche eléctrico. Pero el modelo es igual tanto en proporciones y en diseño. El 330 de baterías de plomo cuesta 4.740 euros al cambio y el de ión-litio uno 8.200.

Youxia X

Ni siquiera Tesla se queda sin su clon. El Model S tiene una descarada copia china: el Youxia X. El frontal se inspira en el Tesla y el interior todavía más. Por no decir que es tremendamente similar al del Model S, donde una enorme pantalla central cobija todos los datos de interés del vehículo.

Zotye SR9

El Zotye SR9 es la copia más famosa del Porsche Macan. Visualmente, es prácticamente idéntico al Macan ya que copia las formas y proporciones redondeadas, las entradas de aire en los paragolpes, faros y hasta el color azul de la carrocería utilizado por Posche en sus comunicados de promoción del Macan. Incluso el interior es igual: el volante de tres radios, los conductos de ventilación y la consola central.

Chery Tiggo

El Chery Tiggo fue el primer coche que llegó a nuestro mercado en el año 2008, un coche muy parecido al del Toyota Rav4 del año 2001. Pero no solo imitó su forma sino también su habitabilidad, la suspensión trasera y el sistema de doble tracción.

Lifan 320

Aunque su parecido es más que razonable, no es de las copias chinas más calcadas. Si bien su diseño exterior muestra un capó más alargado y cinco puertas, sus formas imitan en gran parte a los Mini más recientes. Además, dentro de la gama de Lifan también se puede optar por versiones con gráficas similares a las que ofrece la firma británica a la hora de personalizar el vehículo.

Shuanghuan Noble

El Shuanghuan Noble es una copia china que se inspira en el diseño del Smart For Two, la cual se comercializa en Europa desde 8.880 euros.