Motor - Reportajes

Comprueba en tres pasos el estado de los neumáticos

Vigilar su desgaste y presión, y cuidar adecuadamente de las cubirtas de invierno cuando no se utilizan es clave, sobre todo para la seguridad de marcha

Comprueba en tres pasos el estado de los neumáticos

Muchos no son conscientes de la importancia de mantener los neumáticos del coche en buen estado para garantizar una conducción segura. Comprobar que la presión y el dibujo están en condiciones óptimas permite estar tranquilos acerca del comportamiento del coche en carretera.

Por ello, y como recuerdan desde Catalana Occidente, prestaremos atención a:

1. El dibujo del neumático: la banda de rodadura de las cubiertas del coche debe tener una profundidad de unos 2 mm (1,6 mm mínimo por ley) para asegurar su agarre, sobre todo sobre pavimento mojado. Si ves que su dibujo está al mismo nivel que los testigos colocados en la superficie de la cubierta, plantéate la sustitución inmediata. Otra manera de comprobarlo es colocar un euro de canto en el canal de drenaje del neumático y comprobar que no se vean las estrellas de su parte dorada. Si fuese así, también habrá llegado el momento de cambiarlos.

Ojo además a posibles cortes, bultos o abolladuras, hasta en las llantas y su perfil: todo ello afectará al rápido desgaste de las gomas o precipitará un reventón.

2. La presión de los neumáticos: para saber si tienen la presión adecuada, nada mejor que acercarte al manómetro de una gasolinera o, mejor aún, de un taller especializado, que a buen seguro estará mejor calibrado. Con todo, hay indicios en la conducción que ayudan a intuirlo.

Por ejemplo, si el coche muestra dificultad para moverse en línea recta o se desvía al frenar, seguramente los neumáticos tienen una presión inadecuada. Otra señal a vigilar son los movimientos extraños de la parte trasera del vehículo, especialmente al tomar las curvas.

Conducir con los neumáticos bajos de presión aumenta sudesgaste, el consumo y hasta el riesgo de reventón en una frenada más o menos extrema (sobre todo con el vehículo cargado) o, por ejemplo, ante un apoyo acusado en un viraje.

3. Conserva los neumáticos de invierno: si prefieres usar neumáticos de invierno a cadenas, alarga su vida útil guardándolos en lugares protegidos de las inclemencias del tiempo, la luz solar y la humedad para que se mantengan en buenas condiciones. Se recomienda colocarlos en vertical, apilándolos como mucho durante 3 meses para evitar dañar la goma.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios