Motor - Reportajes

Coche eléctrico, compartido y autónomo: así será la movilidad del futuro

Las marcas también apostarán por combustibles menos contamiantes que la gasolina y el diésel, como el GLP

Coche eléctrico, compartido y autónomo: así será la movilidad del futuro

Los tiempos cambian. Y cada vez más rápido. La aparición de nuevos sistemas de propulsión y de conducción de vehículos, así como la expansión de fórmulas como el carsharing, obliga a que todos los sectores relacionados con el motor deban tener en cuenta nuevas fórmulas de trabajo. Porque la Movilidad seguirá siendo un tema ineludible en el día a día. El comparador de talleres mecánicos Tallerator acaba de realizar un análisis de las tendencias automovilísticas que ya están en marcha y que crecerán exponencialmente en los próximos 15 años, tomando como referencia los estudios más actualizados de importantes consultoras y think tanks independientes como Navigant Research o la propia Comisión Europea.

Según sus últimos datos, Navigant Research prevé «un importante crecimiento del mercado del vehículo eléctrico enchufable propiciado por la llegada de baterías de mayor capacidad y menor precio». Esta consultora prevé un importante crecimiento del mercado especialmente hasta 2025. Ese año, los vehículos eléctricos representarán más del 9 % del mercado del vehículo ligero para particulares. Por otro lado, Tallerator ha comprobado en los primeros 4 meses de 2017 un incremento de la gestión de servicios en coches propulsados por GLP, por lo que los talleres mecánicos deben tener en cuenta esta opción y adaptar sus herramientas y formación a este tipo de propulsión.

Aun asi no es un tipo de propulsión muy extendida. Analizando el mantenimiento general de este tipo de automóviles, Tallerator destaca que este tipo de trabajos no disminuirá, y aumentará un tipo de averías que actualmente no presentan tanto volumen de entradas al taller, como las relacionadas con la lubricación del motor. Además, este tipo de vehículos seguirán necesitando cambiar neumáticos, trabajos de chapa y pintura, comprobar y resolver averías eléctricas, sustitución de luces…

Coche compartido

La llamada economía colaborativa es tendencia en todos los ámbitos, y lo más curioso es que siempre ha existido: Si nos remontamos a 1920, encontramos que en Alemania surgieron varias plataformas llamadas «Mitfahrzentrale» que, mediante un registro previo, ponían en contacto a pasajeros y conductores que fuesen a hacer las mismas rutas para ahorrar en el viaje. Gracias al imparable avance en las comunicaciones, la Economía Colaborativa vive un nuevo impulso, y en el mundo del automóvil se refleja en el éxito de empresas que facilitan que se comparta coche (carsharing) o la disponibilidad de alquilar vehículos por tiempo muy limitado (generalmente, por minutos y horas).

Según fuentes de la Comisión Europea recogidas en este análisis de Tallerator, la Economía Colaborativa generó un volumen de negocio por valor de 28.000 millones de euros en 2015, último año del que se disponen datos. Está previsto que esta cantidad pueda alcanzar los 600.000 millones de euros durante los próximos años. En estos datos se incluyen los citados negocios automovilísticos de tipo «compartido». Recogemos a continuación el número de usuarios de carsharing en todo el Mundo según estudio de Berg Insight: En 2015 se alcanzaron los 6,5 millones de personas, y se espera alcanzar los 26 millones de usuarios en 2020.

Los centros mecánicos deben tomar nota de una cifra absolutamente clave: habrá un aumento del parque de vehículos de segunda mano utilizados para servicios de carsharing, pasando de 123.000 a 450.000 para finales de 2020. Esto implica que la demanda de servicios de mantenimientos y reparaciones se incrementará de manera significativa.

Coche autónomo

Aunque aún tardarán en completarse las pruebas que están en marcha, el coche que «conduce solo» acabará rodando por nuestras carreteras. Denominado también como Vehículo Inteligente, se espera que este gran avance en la Historia del Automóvil repercuta en la seguridad vial y en la reducción de accidentes. Porque esa inteligencia no significa que se arregle solo... Navigant Research también analizó este «mercado emergente», y espera que 129 millones de vehículos autónomos se vendan entre 2020 y 2035. Se podrían alcanzar las 85 millones de unidades solo 2035. Este nuevo tipo de coches está cambiando no sólo los hábitos al volante. La tecnología que emplean es una pequeña-gran revolución, y los talleres ya se están adaptando para dar servicio a este subsector, e incluso los hay con instalaciones específicas.

En cuanto al coche conectado, todas las marcas ofrecen en sus modelos opciones de equipamiento con diferentes sistemas de infoentretenimiento. A través de pantallas situadas en el salpicadero y conexión con smartphones y tablets de conductor y pasajeros, se puede acceder a servicios de asistencia en carretera, configuración de tipos de conducción, tráfico en tiempo real, Skype adaptado, música… Podríamos seguir unas cuantas líneas más, pero está ya claro que el automóvil se convierte ya en un nuevo lugar de información y ocio digital.

El crecimiento de puntos Wi-Fi, el «nternet de las cosas» y otras modalidades de conectarse a la red desde casi cualquier lugar y a cualquier hora, se traduce claramente en un flujo constante de clientes potenciales en constante búsqueda de servicios, productos e información.

Toda la actualidad en portada

comentarios