Motor - Reportajes

Claves para llevar a los niños al cole evitando accidentes

Es puro sentido común, pero a menudo, las prisas y la rutina nos hacen incurrir en errores que pueden salir caros

Claves para llevar a los niños al cole evitando accidentes

A día de hoy, que todos los niños están de nuevo en las aulas tras la escalonada incorporación por edades. Por ello, no está de más hacer un repaso a 4 sencillos consejos que harán del trayecto a clase un camino seguro, sobre todo si van en coche:

1. Ojo con puertas y ventanillas: aunque sean trayectos cortos, y dado que siempre vamos con la hora justa, conviene tomarse unos segundos para revisar que los mecanismos de seguridad para los más pequeños están activos y funcionan correctamente. De esta forma, antes de arrancar, cierra siempre el coche por dentro y activa el bloqueo de puertas y ventanas traseras, para que los niños no puedan abrirlas.

2. En el asiento trasero y a contramarcha: los niños de estatura inferior a 135 centímetros deben, no sólo utilizar un sistema de retención infantil (SRI) homologado, sino viajar en el sentido contrario a la marcha hasta que cumplan 4 años para minimizar daños en caso de accidente. No se trata de colocar del revés la sillita, sino de utilizar una específica para esa posición. Además, como recuerda Arval, para lograr plena efectividad no debe ir nada suelto en la bandeja trasera que, en caso de colisión, saldría proyectado.

3. La seguridad empieza con el ejemplo: la mejor prevención es sensibilizarlos desde pequeños. Para ello, debemos acostumbrarnos a llevar siempre puesto el cinturón de seguridad, para que lo tomen como una rutina. Bajo ninguna circunstancia se debe llevar al pequeño en el regazo o atado con el mismo cinturón que utilice el adulto que lo lleve en brazos. Y es importante recordar que los menores deben ir en los asientos traseros del vehículo, excepto en coches biplazas o cuando las plazas traseras estén todas ocupadas por otros menores. Si un menor tiene que viajar en la butaca del acompañante, usará el correspondiente SRI si mide menos de 135 cm de estatura.

4. Mejor en compañía: es recomendable que el niño vaya acompañado por un adulto si todavía no tiene la suficiente autonomía. Puede darse el caso de que si se inquieta o llora durante el trayecto cause un estrés innecesario al conductor, algo que puede derivar en distracciones peligrosas al volante.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios