Motor - Reportajes

Cinco falsas creencias sobre las reclamaciones por accidentes de tráfico

Se puede llegar a renunciar a una reclamación por pensar que no nos corresponde

Cinco falsas creencias sobre las reclamaciones por accidentes de tráfico

«Todas las indemnizaciones por un accidente similar de tráfico son iguales». «Los ocupantes de los coches culpables de un accidente de tráfico no tienen derecho a indemnización». Y así hasta cinco. Son algunas de las creencias acerca de las posibles indemnizaciones a las que se tiene derecho después de sufrir un accidente de tráfico. Rumores y afirmaciones de «supuestos entendidos en la materia» que pueden hacer que, en algunas ocasiones, los afectados lleguen a renunciar incluso a inicar el proceso para reclamar lo que legalmente les pertenece.

Desde Legalcar aseguran a ABC que prácticamente todos los días reciben llamadas de accidentados con muchas dudas y con falsas creencias sobre las reclamaciones por accidentes de tráfico, lo que nos ratifica que hay un gran desconocimiento general sobre estos temas.

Estas son algunas de esos grandes mitos sobre las indemnizaciones por accidentes de tráfico.

1.- Todos los casos son iguales: la mayoría conocemos a alguien que ha sufrido un accidente y pensamos erróneamente que si tenemos la misma lesión que un conocido obtendremos la misma indemnización. Cada caso es único, así como lo es cada persona. Por lo que dos personas pueden sufrir el mismo accidente, la misma lesión y recibir indemnizaciones completamente distintas. ¿Por qué? Cada persona requiere un tiempo diferente para la estabilización de sus lesiones, además puede que dicha lesión deje una secuela en una persona y en otras no. Por lo que si tu primo/hermano/vecino ha sufrido un accidente, con la misma lesión que tú y ha cobrado 10.000 euros, no quiere decir que tú también vayas a cobrar lo mismo.

2.- Los ocupantes de coches culpables no tienen derecho a indemnización: es una de las consultas que más nos hacen. Muchas personas dejan de reclamar su indemnización porque el vehículo donde circulaban ha sido el culpable del accidente, a muchos ocupantes les da miedo tener que denunciar a su conocido para poder reclamar su indemnización. Todos los ocupantes tienen derecho a recibir una indemnización por sus lesiones, para reclamarla no tienes que denunciar a nadie, con el cambio que sufrió el Código Penal el año pasado, ahora los procedimientos de este tipo son civiles y las reclamaciones son directamente contra la compañía aseguradora del culpable, por lo que si en el caso de actuar judicialmente, se interpondrá una demanda contra la compañía, no contra una persona específica.

3.- Si choco por detrás con un vehículo que ha frenado de golpe, tengo derecho a indemnización: Es una dinámica de accidente muy común, vas por una calle el coche de delante frena sorpresivamente y no puedes evitar golpearle. Sin embargo, lamentablemente la culpa del accidente es tuya. ¿Por qué? Se alega en estos casos que el conductor que ha impactado no conducía respetando la distancia de seguridad o la velocidad permitida y por esta razón no ha podido evitar el impacto. Por lo que lamentablemente en este caso, no tienes derecho a reclamar una indemnización.

4.- Si me golpean y se dan a la fuga no puedo reclamar indemnización: En estos casos, muchas personas desconocen que el Consorcio de Seguros se hace cargo de la indemnización de las víctimas de accidentes de tráfico por coches que se dan a la fuga o no tienen seguro. Sin embargo en estos casos es muy importante que llames de inmediato a la Policía o Guardia Civil para que elaboren el atestado, si en el accidente logras recabar algunas pistas del coche como modelo, color y matricula, tu reclamación será mucho más fácil.

5.- Contratar un abogado es demasiado caro: cuando la mayoría piensa en abogados lo primero que se le viene a la mente es que pagar sus honorarios es casi imposible, pero ¿Qué pensarías si te decimos que contratar un abogado puede salirte gratis? Si tienes una póliza de seguros, es muy probable – o no- que hayas leído una cláusula que recibe por nombre “defensa jurídica” esta cláusula te permite contratar los servicios de un abogado externo a tu compañía de seguros y dispones de una cuantía de cobertura. La cuantía depende de la aseguradora, por lo que lo mejor es que leas tu póliza para saber de cuanto dispones, dependiendo del accidente puedes recuperar todo lo pagado al abogado. En el caso de que hayas sido atropellado, si dispones de un seguro de hogar también es muy probable que dispongas de “Defensa jurídica” para tu caso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios