Atasco «made in China» para salir del Congreso del Partido Comunista

Decenas de vehículos se agolparon para salir del recinto donde se celebró el XIX cónclave del partido dirigente chino

Actualizado:

Los atascos en China pueden alcanzar dimensiones desconocidas para los europeos. Incluso para salir de un evento político, aunque sea de primer orden, como el XIX Congreso del Partido Comunista chino, que se ha inaugurado este miércoles en Pekín.

Según cuenta Pablo M. Díez, corresponsal de ABC en el país asiático, tras escuchar al presidente Xi Jinping, los delegados del Partido, diplomáticos extranjeros invitados al evento y periodistas se dirigieron en masa hacia las salidas del Gran Palacio del Pueblo en la plaza de Tiananmen a bordo de sus autobuses y coches. «Ni el Ejército ni la Policía han podido poner orden a la calidad de coches», explica nuestro compañero en Twitter.

En China, algunos embotellamientos pueden llegar a durar semanas. Especialmente nutridos son los que suceden durante la primera semana de octubre, cuando se celebra la fiesta nacional del país y millones de ciudadanos -más de la mitad de la población de un país con 1.300 millones de habitantes- cogen su vehículo para visitar a sus familiares en otras provincias. Por ello, no es inhabitual la imagen que acompaña a estas líneas, tomada en un control de acceso a Pekín, y que muestra una vía de 50 carriles totalmente colapsada.