Volkswagen Touran: la respuesta para la familia más exigente

Un vehículo en el que todos los detalles están pensados para que los desplazamientos con niños sean lo más placenteros posibles

MADRIDActualizado:

Todo lo que pueda necesitar una familia para viajar lo tiene en el Volkswagen Touran. Un vehículo en el que todos los detalles están pensados para que los desplazamientos con niños sean lo más placenteros posibles. Espacios amplios, techo solar panorámico que inunda de luz el habitáculo con 1,4 m2 acristalados, asientos infantiles integrados en la segunda fila (homologado para el Grupo 2 o superior y está recomendado para niños de 115 cm o de menor altura), posibilidad de tener hasta siete plazas con una tercera línea de asientos, mesas auxiliares en los asientos traseros y un maletero de 633 litros en el que entra de forma sobrada el equipaje de una familia con cinco miembros.

Pero el Touran no es solo un coche espacioso, es también un vehículo en el que se pueden encontrar las respuestas a cualquier necesidad durante la conducción. El modelo que hemos probado, el 2.0 TDI con motor diésel de 150 CV y cambio automático de seis velocidades, tiene unos consumos más que ajustados, por debajo de los 5 litros a los 100 km, siempre que pongamos el modo de conducción normal –con el modo sport sube un poco-. El comportamiento en marcha es suave, con una capacidad de aceleración destacable cuando se le exige en los adelantamientos.

El trayecto realizado, un viaje largo, en el que hemos acumulado cerca de 1.000 kilómetros, ha servido para comprobar que el Touran está hecho para devorar kilómetros de forma cómoda. Algo a lo que ayuda mucho los distintos sistemas de ayuda a la conducción. El sistema de detección de señales de tráfico funciona con precisión, al igual que la regulación dinámica de luces, con “Faros LED High” - que dan un haz de luz potente que acierta con precisión los momentos en los que pasar de luces largas a cortas para no deslumbrar al tráfico circundante-. Destaca también el detector de ángulo muerto "Side Assist" con "Exit Assist", que endurece la dirección si un cambio de carril previsto es demasiado imprudente o si se aproximan vehículos por el ángulo muerto.

El asistente de aparcamiento semi-automático funciona bien para estacionar en línea, aunque tiene alguna dificultad cuando lo hace en batería.

Mantener bien climatizado el habitáculo es importante cuando se hacen viajes largos con cinco ocupantes y el Touran lo consigue gracias que tanto el conductor como el acompañante, y también los pasajeros de los asientos traseros, pueden regular la temperatura en su parte del vehículo de forma individualizada. El sistema de navegación es muy intuitivo, pero la hay que señalar que la cartografía estaba sin actualizar por lo que a la hora de elegir rutas desconocía la existencia de autovías construidas en los últimos dos años.