Al volante del Mitsubishi Eclipse Cross 150T Motion: toda una sorpresa

La marca de los tres diamantes ha creado un interesante SUV coupé lleno de versatilidad, ergonomía, tecnología y seguridad

MadridActualizado:

El nuevo modelo de Mitsubishi, el Eclipse Cross, llega al mercado más reñido dispuesto a llevarse un buen pedazo de la tarta. Y para diferenciarse de sus principales competidores, este nuevo modelo llega con una motorización de lujo: un 1.5 turboalimentado de 163 CV denominado 150T, con el acabado Motion, el que se cree que será el que «más se va a vender» por un asequible precio que arranca en 24.800 euros.

Aunque también tienes la opción de esperar a finales de 2018 y apostar por un motor diésel si lo deseamos: un 2.2 litros y 150 CV denominado 220DI-D. Ambos modelos tienen como opción una caja manual de seis velocidades o automática de ocho velocidades escalonadas y modo Sport; e incluso con tracción 4x2 o 4x4.

El modelo de gasolina de 163 CV, dotado con cambio manual y tracción 4x4, es la unidad que hemos tenido la ocasión de probar durante varios días en tramos de carretera tanto por ciudad como por autopista. Se trata de un vehículo con mucho carácter, sobre todo, gracias a su tracción 4x4, la cual permite superar cualquier terreno sin asfaltar con soltura.

De hecho, este SUV coupé ofrece tres modos de conducción, activados a través del selector de la consola central: el modo AUTO administra el par de alimentación y devolver la mejor economía de combustible, el modo SNOW es para superficies nevadas y otras superficies resbaladizas y en el modo GRAVEL, el vehículo ofrece un rendimiento total de 4WD para terrenos difíciles, caminos en mal estado o para una mejor tracción en barro o nieve.

El Eclipse Cross demuestra una estabilidad, ergonomía y seguridad envidiables, además de diversión al volante, una característica cada vez más buscada entre estos «todocaminos compactos». Por todo ello, se trata de un SUV coupé de líneas limpias, elevada calidad y una buena dinámica de conducción.

En cuanto a su consumo, el nuevo modelo de Mitsubishi se mueve en unos contenidos 6,6 l/100 km. Una cifra bastante a tener en cuenta, sobre todo, tras saber su gran tamaño: 4,40 x 1,80 x 1,68.

Atractivas soluciones tecnológicas

Con unas dimensiones compactas y armónicas, el Eclipse Cross propone a sus ocupantes un entorno amplio y espacioso con un salpicadero a baja altura y de unos asientos traseros ajustables. Ampliando las prestaciones de los dispositivos móviles conectados en la actualidad, el Eclipse Cross incluye una gama de atractivas soluciones tecnológicas siendo el primero de los modelos de Mitsubishi con este equipamiento.

Como primicia en la marca, este modelo alberga una nueva interfaz hombre/máquina que permite un funcionamiento más intuitivo: el «TouchPad Controller». Por ejemplo, el volumen de sonido puede regularse usando dos dedos para desplazarse por la pantalla del controlador arriba o abajo.

Algo muy interesante en este modelo es el «Head Up Display», una pantalla virtual transparente situada en el campo de visión del conductor con la información necesaria para manejar el vehículo, como por ejemplo la velocidad, la mitigación de colisión delantera la advertencia de salida de carril o el recordatorio de cinturón de seguridad, entre otros. Además, está ajustada para minimizar la distancia entre su punto focal y el campo de visión del conductor, reduciendo así al mínimo el movimiento de ojos necesario.

Asimismo, el comportamiento del Eclipse Cross se ve reforzado por un generoso equipamiento de seguridad, compuesto por elementos como el sistema que evita o mitiga las colisiones frontales o por alcance y que va combinado con el control de crucero adaptativo; la alerta de salida de carril; el dispositivo que elimina el ángulo muerto y va junto con el asistente de cambio de carril y la alerta de tráfico trasero; las luces automáticas de carretera y un sistema de cámaras que, a través de cinco vistas diferentes, ofrece una panorámica de 360 grados alrededor del automóvil.