Así va el Renault Captur, el crossover compacto más vendido en España

Fabricado en Valladolid en exclusiva mundial, recientemente se ha actualizado con un diseño aún más elegante y lo último en tecnología y ayudas a la conducción

MADRIDActualizado:

Ponerse al volante para probar a fondo un «superventas» como el Renault Captur es un reti importante, porque supone intentar descubrir por qué el modelo ha llegado a cautivar a lo largo de 2017 a 20.189 compradores. Este modelo es el crossover compacto, fabricado en Valladolid en exclusiva mundial, que ha liderado su segmento tanto en el mercado total como en el de clientes particulares. Tiene ya siete años de vida comercial, aunque se ha actualizado recientemente, a mediados de 2017, adoptando una linea exterior más elegante, y dotándose de los más novedosos elementos tecnológicos. En total se han fabricado en Valladolid más de un millón de unidades.

Al margen de criterios estéticos, su línea ha resultado atractiva y sigue siendo actual y moderna, en la línea de sus rivales más directos que acaban de llegar al mercado, como el Seat Arona, el Hyndai Kona, el Citroën C3 Aircross o el Kia Stonic.

Es un segmento de moda. Y siguiendo las tendencias actuales, hemos decidido probar el modelo de gasolina TCe de 120 CV de potencia, equipado con la caja de cambio automática EDC. Una combinación muy recomendable sobre todo para el uso urbano, y que, debido a una potencia más que suficiente y a un trabajo excelente del cambio de marchas , nos permite realizar viajes de larga distancia por autopista y carretera con mucha comodidad. Tan solo si intentamos realizar un tipo de conducción deportiva se verá penalizado el consumo, que podría rozar los 8 l/100 km. En condiciones normales, sin intentar batir ningún récord de aceleración, lo normal es que no superemos los 6,5 litros de media. Esta fue nuestra cifra real durante la prueba, un poco por encima de los 5,5 l/100 km oficiales homologados.

Además de esta versión que hemos probado, el Renault Captur está disponible en gasolina con los motores Energy TCe 90 con caja manual y TCe 120 con caja de velocidades manual además de la automática de doble embrague que nosotros hemos testado. Y en diésel podemos elegir entre el dCi 90 (disponible en versión con caja manual o con caja automática) y el dCi 110 acoplado a una caja manual de seis velocidades.

En su interior, el vehículo está diseñado para que puedan viajar cinco personas, aunque siempre será más cómodo, sobre todo en viajes de media y larga distancia, que nos limitemos a cuatro ocupantes. El maletero nos permitirá albergar así el equipaje de todos ellos, con 377 litros que se pueden ampliar, desplazando o abatiendo completamente los asientos posteriores, a 455 o 1.235 litros.

En cuanto al nivel tecnológico, nuestro Captur equipaba el sistema de detección de ángulo muerto, Easy Park Assist, desbloqueo manos libres y el arranque sin llave, así como un sistema audio premium Bose y la última versión del sistema multimedia R-LINK Evolution, que permite acceder a todo el contenido multimedia con un simple gesto y recuperar las aplicaciones del teléfono móvil adaptadas a la conducción gracias a Android Auto. Nuestra versión de prueba está disponible (sin aplicar descuentos ni promociones) por unos 21.500 euros, aunque el acesso a la gama Captur es a mediante el acabado Life Energy de Gasolina con 90 CV, desde unos 14.800 euros.