A prueba el Subaru BRZ: divertido, potente y ligero como pocos

El deportivo japonés está disponible en el mercado español desde 29.900 euros (campaña y descuentos incluidos)

MadridActualizado:

Divertido, gratificante y aerodinámico. Pocas palabras son necesarias para definir a la perfección uno de los modelos deportivos de la marca japonesa Subaru, el BRZ, un modelo que llegó en 2012 y que se ha actualizado el pasado 2016. Su motor motor bóxer atmosférico de 2 litros y 200 CV son suficientes para ofrecer una respuesta potente, dinámica y con soltura.

Durante un recorrido de más de 150 kilómetros hasta San Lorenzo de El Escorial, nuestro modelo de prueba, un BRZ con acabado executive con cambio manual, ha dado lo mejor de sí mismo. Se trata de un deportivo clásico, con líneas sencillas, capaz de atrapar tu mirada en un solo segundo. Su conducción es capaz de ofrecerte sensaciones realmente puras ya que no es un coche cualquiera. Su sonido te envuelve y su pase por curva es tan preciso como ligero.

El habitáculo interior tampoco pasa desapercibido debido a su cuero negro y alcántara con costuras rojas que recorre todo el largo del interior, el volante, los paneles y la palanca. Su salpicadero es moderno, cómodo y funcional. Aunque a nivel tecnológico todavía no alcanza a sus hermanos de marca. Su sistema de audio se maneja a través de una pantalla de 6,2 pulgadas, también activándose con reconocimiento por voz, pero sin GPS.

Cabe destacar una novedad única en este deportivo que van a amar los conductores que saborean cada curva: su monitor de «fuerzas G» muestra la carga lateral del viraje, el ángulo de dirección, la intensidad de frenado y la posición del pedal del acelerador.

La comodidad en este deportivo está asegurada, pero solo si viajan dos en la parte delantera del vehículo. Este modelo promete cuatro plazas aunque resultan bastante pequeñas si las cuatro son ocupadas, sobre todo, el espacio para las piernas de las traseras, casi inexistente. Este detalle no impide que se pueda viajar, pero se irá algo apretado. Lo único que esta claro que no es un biplaza, pero ha nacido para serlo.

Su portón da paso a un espacioso maletero que sorprende por su capacidad: 243 litros. Un espacio perfectopara viajar, ya que tiene cabida para un par de maletas de mano e incluso algunas bolsas, perfecto para disfraerse durante unos días. Está claro que no es un coche para recorrer largas distancias así que este espacio es más que suficiente. De hecho, aunque no es un modelo creado para circular por la ciudad, su consumo no lo demuestra. Utilizado a diario para recados comunes o para ir a trabajar, supera por poco los 7 litros cada 100 kilómetros, algo exquisito para un deportivo.

Claramente el compromiso entre la deportividad y el confort que promete Subaru, está presente. Se trata de un vehículo capaz de enamorar y que no resentirá tu bolsillo. Con un precio muy asequible puede ser tuyo. Este modelo ya está disponible desde 29.900 euros (campaña y descuentos incluidos), aunque para disfrutar el acabado realmente deportivo serán necesarios 31.250 euros.