AudiAudi RS3 Sportback, con piel de cordero

Pocos coches hay tan sugerentes cuando escuchas el rugido de sus 367 caballos

MadridActualizado:

Bajo una apariencia de corderito de cinco puertas, tan sólo si nos fijamos y vemos las enormes llantas de 19 pulgadas y las dos enormes salidas del escape ovaladas y algún detalle exterior como el alerón o un paragolpes de mayor tamaño presentiremos que estamos ante un coche un poco especial.

Nada menos que 367 caballos bajo el pedal del pie

Pero esa apariencia de cordero, es sólo eso, apariencia. Cuando presionamos el botón de encendido entonces nos damos cuenta de qué tenemos bajo el pie.

Un Audi A3 algo especial
Un Audi A3 algo especial

Un motor turbo alimentado de 2.5 litros y cinco cilindros TFSI que genera 367 caballos increíblemente bien aprovechados. Además, asociado al motor un cambio de marchas automático s tronic de siete velocidades de doble embrague y una también magnífica tracción integral quattro.

En definitiva, una fiera domesticada pero fiera al fin con la que hemos disfrutado como pocas veces al volante.

Los dos escapes ovalados anuncian emociones fuertes
Los dos escapes ovalados anuncian emociones fuertes

Además, parece mentira lo fácil que es ir muy rápido con una sensación de seguridad que puede llegar a dar miedo, si no le echamos un vistazo al cuentakilómetros porque sube de vueltas y velocidad con una facilidad pasmosa.

Como he comentado ya, el Audi RS3 Sportback ofrece cinco puertas y cinco plazas aunque la central trasera por el tamaño del túnel de la transmisión y el poco espacio en el asiento no es para adultos «algo que les ocurre a todos los compactos».

Al contrario de lo que podría parecer, en un coche de estas prestaciones, el RS3 Sportback sorprende por su comodidad. Aunque las suspensiones son duras, no son en absoluto secas y resultan bastante agradables en el día a día. Además, como todos los mandos están a mano, la dirección es muy precisa y al fin y al cabo es un Audi A3, todo está en su sitio y es fácil de manejar. En cuanto a la postura de conducción, ésta es perfecta gracias a unos asientos deportivos S opcionales con los reposacabezas integrados en piel que sujetan el cuerpo perfectamente.

Todo está a mano y es cómodo de manejar
Todo está a mano y es cómodo de manejar

Al volante

Sorprende lo acertado del conjunto porque siendo un coche muy deportivo no te exige un trabajo extra si no quieres correr. Se puede circular con él de paseo o llevando a los niños al colegio como darse un festín de curvas a tope que siempre nos dará la respuesta adecuada. Y frena de miedo.

En cuanto a los consumos, estamos ante un deportivo al que no se le pueden exigir los mismos parámetros de gasto que a un coche normal. Gasta lo que tiene que gastar para lo que nos ofrece y la potencia que tiene y si vamos a hacer una inversión de este tipo no deben ser determinantes. En los recorridos que hemos hecho se conformaba con alrededor de 9,5 litros en un uso normal y apretándole llegaba a los 13 o más, pero a cambio de algo más que satisfacciones.

Los asientos deportivos S sujetan con firmeza
Los asientos deportivos S sujetan con firmeza

Alternativas: Mercedes_Benz AMG A45, BMW M135i xDrive, Ford Focus RS

Precio: desde 59.000 euros