Lo último de Citroën lo disfrutarán los más pequeños de la casa

El ‘Petite Rosalie’ es toda una leyenda de la automoción

MADRIDActualizado:

La satisfacción de conducir un automóvil es una emoción reservada para adultos. Sin embargo, eso no impide que los niños incorporen esta actividad a sus juegos de un modo espontáneo y natural. Así es cómo se firja la afición por la automoción, y en este caso, por los vehículos clásicos y de colección.

Pero ni miniaturas ni videojuegos pueden compararse a la sensación de ponerse sobre ruedas, asir el volante y sentir la emoción de emprender la marcha; sobre todo si es con una joya como el ‘Petite Rosalie’, que ahora está disponible, al precio de 129 €, en ,a «boutique» de Citroën.

El ‘Petite Rosalie’ es toda una leyenda de la automoción. Este Citroën 8CV de serie (4 cilindros y 1400cc) rompió todos los récords de resistencia en los años 30 del pasado siglo y se hizo un hueco en el Olimpo automovilístico, tanto por sus extraordinarias prestaciones como por su belleza. Su espíritu se ha mantenido con el paso de los años y se presenta hoy en forma de juguete o pieza de decoración, capaz de hacer soñar a los más pequeños y emocionar a los mayores.

Como el mítico vehículo en el que se inspira, este juguete, ideal para niños entre 1 y 3 años, está realizado con el mayor cuidado y detalle, con miras a repetir la hazaña de su antecesor -recorrer 300.000 km. sin fallos mecánicos-, a pesar de que quienes tienen hijos saben bien que las condiciones que impone la conducción infantil pueden ser incluso más exigentes que las de cualquier circuito de pruebas profesional.

Gracias a la ‘Petite Rosalie’, los niños podrán explorar a su propio ritmo, sentir la perspectiva de quien conduce, abrir ojos y bocas a su paso y, sobre todo, disfrutar de la fantasía de conducir por sí mismos un coche de récord que proporcionó a Citroën tantas alegrías como las de quienes se decidan a regalar este singular juguete.

Disponible en la boutique Citroën Lifestyle e-shop.