Motor - Novedades

El Toyota C-HR, llega a España con ganas de pelea

El pequeño SUV de Toyota llega con una única motorización a pelear en un segmento cada vez más competido

La pantalla de 8 pulgadas está muy bien integrada
La parte trasera del Toyota C-HR resulta algo complicada

Precursora del segmento de los SUV pequeños con las dos primeras generaciones del RAV4 Toyota había abandonado este segmento justo cuando empezaba a calar entre los consumidores. Pero ha vuelto con lo que ellos denominan la Revolución Cool. Una revolución que por lo pronto deja de lado otro tipo de propulsores para centrarse únicamente en su conocida tecnología híbrida.

Así el nuevo Toyota C-HR cuyas quieren decir en inglés coupe hybrid ride o coupé de conducción híbrida sólo estará disponible con un motor híbrido de 122 caballos automático.

Toyota C-HR

Exteriormente el nuevo Toyota resultará difícil para muchos e imposible para otros tantos. Al igual que el Prius o el frontal del Aygo, el nuevo modelo llega lleno de aristas y formas angulosas que pueden resultar complicadas a la vista.

Algo que no se reproduce en el interior donde el buen gusto, la ergonomía y la calidad de los materiales destacan con muy buena nota. Delante, los asientos, aunque la banqueta es corta, son bastante cómodos y la mejor postura se encuentra fácilmente. Además, casi todos los mandos son de fácil acceso, salvo aquel que permite cambiar el modo de conducción al que se debe acceder a través del menú y no es ni rápido ni sencillo. Por el contrario la pantalla táctil de 8 pulgadas tiene un buen tamaño y queda muy bien integrada en el salpicadero.

Eso en cuanto a las plazas delanteras porque las traseras son otro cantar. Primero, acceder a ellas resultará complicado tanto para niños como para personas mayores con poca movilidad en los brazos pues el tirador se encuentra casi en el techo y aunque no es un muy coche alto no es cómodo. Y una vez dentro la forma de las puertas, con muy poco cristal deja muy poca visión hacia fuera y en un viaje largo puede resultar un tanto agobiante, pero es el precio a pagar por un diseño más que moderno.

El maletero del Toyota C-HR tiene 370 litros de capacidad
El maletero del Toyota C-HR tiene 370 litros de capacidad

Híbrido

Como su hermano, el Prius, el nuevo C-HR sólo llega con un propulsor híbrido que combina un motor de gasolina de 1.8 litros que combinado con otro eléctrico generan 122 caballos. Con ellos el consumo oficial combinado se queda entre 3,6 y 3,9 litros cada 100 kilómetros dependiendo de si las llantas son de 16, 17 o 18 pulgadas. Unas cifras muy buenas pero como siempre difíciles de conseguir. Además, como en su hermano el Prius y el resto de híbridos de la marca el “pero” viene de una caja de cambios CVT muy ruidosa y poco ágil salvo que utilicemos el Modo Sport. Entonces el coche parece transformarse y gana calidad de conducción con una mejor respuesta al pedal del acelerador pero también lo hacen los consumos.

Lo último en seguridad

El nuevo C-HR llegará con el paquete de seguridad Toyota Safety Sense que incluye el Sistema Precolisión con Reconocimiento de Peatones, el Control de Crucero Adaptativo, el Avisador de Cambio Involuntario de Carril con Control de la Dirección, el Control Inteligente de Luces de Carretera y a partir del acabado Advanced el Reconocimiento de Señales de Tráfico.

Mderno y de calidad, así es el interior del nuevo Toyota C-HR
Mderno y de calidad, así es el interior del nuevo Toyota C-HR

La gama C-HR

Toyota ha establecido cuatro acabados que empiezan por una versión básica denominada Active por 24.250 euros que trae la comentada pantalla táctil multifunción 8", bluetooth® con audiostreaming , toma USB compatible con iPod y cámara de visión trasera entre otros, seguida de una ya más equipada denominada Advanced por 24.990 euros que viene con llantas de aleación de 18" con diseño Advance, el interior en cuero parcial con ambientación premium, un sistema avanzado de asistencia al aparcamiento (SIPA) y climatizador bi-zona, además de asientos calefactables y ajuste lumbar eléctrico. El siguiente escalón será el Advanced Plus por 27.000 euros que sumará faros delanteros y traseros con tecnología LED, faros antiniebla con tecnología LED, intermitentes delanteros LED secuenciales, un sistema de audio premium JBL, el detector de ángulo muerto (BSM) y el sistema de alerta de tráfico trasero (RCTA). Y por último la más alta denominada Dynamic Plus por 28.500 euros que añade al resto la pintura bitono con el techo de color negro y la tapicería en cuero negro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios