Los prototipos de Goodyear Triple Tube y HB03
Los prototipos de Goodyear Triple Tube y HB03
Salón del Automóvil de Tokio 2015

Así serán las ruedas del futuro

Goodyear también enseña en el Salón del Automóvil de Tokio hacia dónde van los neumáticos del futuro

MadridActualizado:

Uno de los elementos más importantes del coche es el neumático. Todo lo bueno que pueda tener un coche se puede ir al traste con un neumático en malas condiciones, sin el dibujo suficiente o mal hinchado tanto por exceso como por defecto.

Por eso también los fabricantes de neumáticos están en una constante búsqueda del neumático ideal y aprovechan los salones del automóvil para mostrar sus últimos desarrollos o hacia dónde están encaminando sus pasos.

En este sentido Goodyear acaba de presentar dos prototipos futuristas.

Goodyear BH03

Detalle del neumático BH03
Detalle del neumático BH03

El primero de ellos está relacionado con la futura movilidad eléctrica. Al igual que se trabaja en la autonomía de las baterías, el fabricante de neumáticos busca cómo aprovechar el calor generado por el rozamiento del neumático con el asfalto y así Goodyear ha presentado el prototipo BHO3. Un neumático que puede transformar el calor y la presión generados durante su rodadura en energía eléctrica para recargar las baterías de los coches.

Goodyear Triple Tube

Detalle del neumático Triple Tube
Detalle del neumático Triple Tube

El otro gran protagonista es el llamado Triple Tube. Éste neumático busca adaptar la presión de inflado del mismo a las condiciones de la carretera o la conducción. Es decir metería o sacaría aire en función de las condiciones en que está rodando. Por ejemplo no es lo mismo circular por una autopista con largas rectas que por una carretera de montaña llena de curvas y por debajo de los 7º o con lluvia. En estos dos casos el neumático debería tener una presión distinta.

Como se puede adivinar por el nombre “Triple Tube”, éste neumático lleva una bomba interna que mueve el aire desde la cámara principal hacia las tres cámaras individuales. Dependiendo de las condiciones de la carretera, el neumático se ajustaría de forma automática en tres posiciones distintas y programadas: una primera posición denominada Eco/Safety, que ofrece una menor resistencia a la rodadura; una segunda de corte deportivo, que aporta al conductor una mejor manejabilidad en seco gracias a que optimizaría la huella de contacto con el asfalto; y una tercera de seguridad sobre mojado, que ofrece resistencia al efecto aquaplaning gracias a una banda de rodadura elevada en el centro del neumático.