El Seat ibiza, ahora también disponible en diésel

El consumo medio homologado parte de unos excelentes 3,8 l/100 km

IbizaActualizado:

Con la contaminación y las posibles restricciones al tráfico en las grandes ciudades, Seat apuesta también por las mecánicas diésel para su nuevo Ibiza, disponible ya desde el mes de junio con motores gasolina, y que ahora llega a los concesionarios con el motor 1.6 TDI.

Aunque pueda aprecer un contrasentido ofrecer estas mecánicas en medio de la polémica por las posibles emisiones contaminantes de los diésel, desde la marca española justifican la llegada de estos motores con datos, y luchando contra la «demonización» del diésel. Se trata de motores que cumplen con la normativa Euro 6, con emisiones de CO2 inferiores a los 102 g/km, y de NOx por debajo de los 67 mg/km. Es decir, en unos registros similares a los de cualquier gasolina moderno.

Para aquellos posibles compradores de un diésel que no se decidan debido a las posibles restricciones, desde Seat aseguran que el vehículo recibe la etiqueta C de la DGT, por lo que el acceso a las ciudades está garantizado salvo un grado de contaminación severo, un escenario en el que tan solo los vehículos de «cero emisiones», es decir, los eléctricos puros, podrían circular.

La oferta mecánica de nuevo Ibiza diésel se basa en un único motor de 1,6 litros, pero con tres potencias diferentes, de 80, 95 y 115 CV. El primero tan solo estará disponible con cambio manual de cinco velocidades. El motor de 95 CV, a priori el que tendrá más demanda, puede montar en opción el cambio DSG de siete velocidades. En ambos casos, el consumo medio homologado es de unos excelentes 3,8 l/100 km. La mecánica más potente tan solo contará con cambio manual de 7 velocidades, con un consumo oficial de 3,9 l/100 km.

Nuestra toma de contacto con el modelo en Ibiza ha sido en el vehículo de 95 CV y cambio DSG. Una variante que se mueve con mucha soltura en las carreteras viradas de la isla, con una curva de par muy plana que permite una conducción muy agradable, con escasas vibraciones y ruido. El cambio de marchas está a la altura, y hace que elvehículo se maneje de forma muy agradable. En la práctica, y aunque la distancia recorrida no sirve de referencia fiable para calcular el consumo, el indicador del vehículo nos marcó durante la prueba alrededor de 5,6 litros de media.

El Ibiza diésel ya está disponible para pedidos en los concesionarios, desde 16.530 € para el modelo base Reference. De todas formas, Seat ofrece en promoción, con todos los descuentos posibles aplicados y mediante la financiación de la marca, un Ibiza Reference+ desde 12.700 euros, incluyendo el seguro a todo riesgo durante el primer año.

Estos nuevos propulsores diésel se unen a los ya existentes motores de gasolina, que desde Seat esperan que el año que viene supongan un 78% de las ventas. Son un tres cilindros de 75 (1.0 MPI), 95 y 115 caballos (1.0 TSI) y más adelante incorporará un cuatro cilindros de 1.5 litros TSI de 150 caballos.