Motor - Novedades Land Rover presenta en París su nuevo Discovery

Llegará a España en abril, con un precio que parte de los 56.000 euros

El nuevo Land Rover Discovery era uno de los secretos mejor guardados por la marca británica. Una única fotografía frontal del nuevo modelo y varias imágenes de vehículo camuflado eran las únicas pistas dadas a conocer hasta que, coincidiendo con la apertura de puertas para profesionales del Salón del Automóvil deParís, se ha desvelado el misterio.

A pesar de ser solo 14 centímetros más grande que su predecesor, el nuevo Land Rover Discovery presenta 7 plazas reales en las que todos los pasajeros viajan en las mismas condiciones de comodidad. Además de tener un novedoso sistema de configuración de los asientos que permite diseñar las distintas posiciones desde el móvil, ocultando asientos según las necesidades, desde la pantalla del navegador o desde cualquiera de las filas posteriores.

El Salón del Automóvil de París ha sido el escenario en el que la marca ha presentado a la prensa especializada la quinta generación del Discovery, un modelo nacido en 1989 y que lo veremos en los concesionarios españoles la próxima primavera de 2017 desde 56.150 euros.

Sorprende que un coche que ha aumentado de tamaño consiga, sin embargo, una reducción de 480 kilos respecto al peso que tiene el modelo actual. Esto se logra gracias al empleo del aluminio en la construcción de la carrocería, hasta un 85% del nuevo vehículo es de este material. La reducción de peso ha permitido a los ingenieros de Land Rover utilizar también motores más ligeros, con lo que se consigue ahorros importantes en el consumo de carburante y la reducción de las emisiones contaminantes.

Otra de las carácterÍstmicas del nuevo modelo es la carga tecnológica, pensada para satisfacer el más mínimo deseo del conductor. La conectividad es total, pero no sólo del conductor, sino de cualquiera de los siete ocupantes del vehículo, con nueve puertos USB, seis tomas de 12 V. Para enchufar dispositivos y un sistema de wifi que puede dar servicio a ocho dispositivos.

Las líneas exteriores también se han suavizado y remodelado para hacer su penetración al aire más aerodinámica. Destaca especialmente el portón trasero, de una sola pieza, que da acceso a un maletero que puede ser de hasta 2.500 litros con las dos filas traseras plegadas, pero que con el sistema multimodular permite configurarlo de hasta 21 formas diferentes.

Los asientos han sido diseñados para tener una visibilidad absoluta desde todos ellos, para ello se han colocado las tres hileras en forma de grada. De cara a buscar la comodidad de los ocupantes y para facilitar el orden en el interior del vehículo, el nuevo Discovery lleva 21 zonas de almacenamiento distribuidas en distintas zonas del coche, alguna de ella en lugares tan insospechados como detrás del cuadro de mando de climatización.

Los sistemas de seguridad acercan a este modelo a lo que es la puerta de entrada a la conducción autónoma. Es capaz de seguir las líneas blancas y corregir la dirección del vehículo para evitar las salidas de la calzada, frena de forma automática si se acerca en exceso al coche delantero o aparca solo sin que el conductor toque el volante.

Un prodigio tecnológico que también está presente en los distintos sistemas de conducción, por carretera o por campo. De hecho, hay un modo todoterreno que permite a los novatos en el manejo por pistas de tierra que sea el coche que decida la suspensión, la velocidad y la altura de los amortiguadores.

En cuanto a la gama de motores, esta crece con la incorporación de un nuevo motor ultra eficiente Ingenium diésel de cuatro cilindros con 240 CV y 500 Nm de par. La oferta inicial arranca con el Ingenium diésel TD4 de 180 CV, y el TDv6 de 258 CV. En gasolina, el motor es el Si6 de 340 CV y 24 válvulas.

El nuevo modelo mantiene su tradicional techo escalonado, que ofrece una elegante solución a una necesidad práctica, ya que permite suficiente altura para los pasajeros que viajan en la tercera fila de asientos. También da cabida a la habitual configuración de asientos tipo estadio del Discovery, en la que cada fila de asientos va más elevada que la de delante, permitiendo de la base de que cada asiento sea igual de cómodo.

La capacidad es para siete adultos en una carrocería SUV de menos de cinco metros de longitud (4.970 mm). La mayoría de vehículos de tamaño similar ofrecen una configuración de asientos 5+2, pero el nuevo Discovery está diseñado para que cualquier adulto pueda sentarse cómodamente en las plazas traseras. Los dos asientos de la tercera fila incorporan puntos de anclaje ISOFIX (sumando cinco en total) para que las familias tengan la libertad de colocar las sillas de sus hijos en el asiento más adecuado en cualquier viaje.

En su interior destaca su nuevo sistema de infoentretenimiento InControl Touch Pro, con una gran pantalla táctil de 10 pulgadas ubicada en la parte superior de la consola central, lo que ha permitido reducir en un tercio el número de interruptores de la consola, consiguiendo así un aspecto más minimalista.

Sus gráficos nítidos y los menús de fácil navegación incorporan las últimas tecnologías de navegación y entretenimiento, incluyendo navegación puerta a puerta que permite compartir direcciones con un smartphone asociado para que los clientes puedan terminar su trayecto a pie. Se completa con un sistema de sonido digital envolvente Meridian de 14 altavoces, con un subwoofer adicional y WiFi 3G, con reproducción de música on-line o conexión directa al dispositivo.

Con una altura de la parte inferior de 283 mm (43 mm más que su predecesor) y una profundidad de vadeo máxima de 900 mm (un aumento de 200 mm), el Discovery es único en su especie, proporcionando una inigualable confianza al enfrentarse tanto a caminos anegados como a carreteras inundadas.

Su amplio abanico de tecnologías de conducción todoterreno garantiza que la excepcional capacidad off road del nuevo Discovery sea de fácil acceso para cualquier conductor, incluso los más inexpertos. El sistema multimodo Terrain Response 2 de Land Rover optimiza una gama de ajustes, desde la sensibilidad del acelerador hasta las características del cambio de marchas, para adaptarse a las condiciones de conducción con un simple giro del selector.

Las prestaciones en carretera se ven reforzadas por la ligera y resistente arquitectura monocasco de aluminio de Land Rover, que aporta un ahorro de peso de 480 kg en comparación con la fabricación en acero. El sistema avanzado de suspensión trasera Integral Link de Land Rover ofrece una importante mejora del comportamiento dinámico sin comprometer la excelente comodidad de conducción que ha caracterizado a las anteriores generaciones de la familia Discovery.

El nuevo Discovery llegará a España durante la próxima primavera, con un precio de salida de unos 56.140 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios