Primer contacto: así va el nuevo Renault Captur

Llega la segunda generación del pequeño crossover fabricado en Valladolid

COPENHAGUEActualizado:

El Renault Captur, fabricado en exclusiva mundial en Valladolid desde febrero de 2013, es líder en España en el segmento de los crossover compactos, que es además el de mayor crecimiento en los últimos años. Tras cuatro años desde su aparición en el mercado ha llegado el momento de renovar el modelo con el objetivo de seguir en plena forma para competir con los cada vez más numerosos rivales.

La segunda generación del modelo llegará a los concesionarios de forma inmediata, tras su presentación internacional, celebrada este miércoles en los alrededores de Copenhague. Actualmente el modelo se fabrica en España para una lista de más de 70 países, situados en los cinco continentes, entre ellos Corea y China, Singapur o Líbano. Y así seguirá sucediendo con el nuevo modelo, con el que Renault intentará revalidar su éxito, al igual que el conseguido con el modelo Mégane, también fabricado en España.

En esta ocasión hemos tenido oportunidad de probar las dos mecánicas más potentes, el diésel dCi de 11o CV y el gasolina de TCE de 120 CV. El primero de ellos en un recorrido de 150 Km por carretera, autopista y ciudad. En estos tres escenarios el coche se mostró muy resolutivo, con un motor que responde en todo momento, silencioso, y con un excelente consumo homologado de 3,7 l/100 km. Se basa en una nueva arquitectura de turbo y en una baja inercia que le otorgan tiempos de respuesta muy cortos a bajo régimen. Este es el modelo que llegará a los concesionarios en un primer momento, aunque para el mes de junio también estará disponible con la mecánica más popular, el diésel cDi de 90 CV (disponible en versión con caja manual o con caja automática). Como particularidad, este coche lo hemos probado con el acabado Initiale Paris, que en un principio no estará disponible para el mercado español.

Esta versión «tope de gama» se distingue por una rejilla de calandra cromada específica. Los protectores de bajos delantero y trasero se benefician de un tratamiento específico, con un tono gris más refinado y metalizado. Este efecto se repite en el contorno de las ventanillas y de los lamelunas de aspecto negro brillante. Por último, los junquillos cromados de los laterales llevan la firma Initiale Paris, al igual que la rejilla en la parte delantera.

También dispone de una gama de colores específicos, como el «Negro Amatista», y llantas específicas Initiale de 17 pulgadas. También cuenta con intermitentes de barra LED. En el interior el cuero domina todo el entorno, con un volante de piel nappa, múltiples elementos cromados, un salpicadero revestido de cuero y pedales y umbrales de puerta de aluminio, y asientos calefactados.

De serie este Initiale París ofrece todas las tecnologías que el nuevo Captur ofrece en opción en las demás versiones, como la detección de ángulo muerto, el Easy Park Assist, el desbloqueo manos libres y el arranque sin llave. A estas hay que sumar el sistema audio premium Bose y la última versión del sistema multimedia R-LINK Evolution, que permite acceder a todo el contenido multimedia con un simple gesto y recuperar las aplicaciones del smartphone adaptadas a la conducción gracias a Android Auto.

En cuanto al modelo de gasolina, la unidad probada de 120 CV, que se sitúa como el tope de potencia, la pudimos rodar en el entorno urbano de Copenhague, es decir, roreados de multutud de ciclistas, semáforos, y un tráfico bastante denso. Baste decir que invertimos unos 45 minutos en recorrer poco más de 15 km. Es básicamente el típico recorrido que en un 70/80% va a realizar el propietario de un Captur en su día a día. De este modo pudimos comprobar que las medidas del coche se ajustan a la perfección a este tipo de trayectos. El motor de gasolina destaca si cabe más que el diésel por su silencio y carencia de vibraciones, con un consumo medio de 5,6 l/100 km. Además de esta versión , el coche está ya a la venta en los concesionarios españoles con el motor TCe de 90 CV, con caja manual, ya que la automática se reserva para el motor más potente.

Las principales novedades del nuevo Captur se pueden comprobar en su exterior, con uno nuevo diseño que incluye la firma luminosa delantera y trasera, así como los faros Full Led Pure Vision en las versiones altas de la gama. Esta tecnología mejora tanto la estética como la seguridad y aumenta la eficacia de visión.

También es novedad un techo opcional de cristal fijo con cortinilla regulable, así como las llantas de nuevo diseño, o colores como el naranja Atakama, que se pueden combinar con nuevos tonos de techo, como el nuevo techo gris platino.

La oferte de llantas se compone de 4 modelos, disponibles sobre los tres niveles de equipamiento: dos de 16 pulgadas, Victoría e Iguazú y dos de 17 pulgadas, Emotion y Niágara. También tendrá la opción de contar con un techo de cristal panorámico fijo, disponible en configuración bitono, que aporta un plus de luminosidad al habitáculo.

En el interior cambian el salpicadero, volante, pomo de la palanca de velocidades y revestimientos, que ganan en cuanto a la sensación de calidad.

Los avances son asimismo significativos en materia de tecnología enfocada a la seguridad. Ahora puede contar con sistemas como el de asistencia de aparcamiento, «Easy Park Assist»” o la alerta de ángulo muerto «Blind Spot Warning». Como no puede ser de otra manera, la segunda generación del Captur avanza en conectividad, ya que el nuevo modelo es compatible de serie en todas las versiones con el sistema Android Auto. De forma opcional el coche puede contar con un sistema de premium Bose Sound.