Motor - Novedades

Nuevo Kia Rio, a la altura de los grandes

El utilitario coreano estrena su cuarta generación estos días y llega a los comercios en 2017

Es ligeramente más grande, pero sobre todo resulta mucho más avanzado en frentes como la seguridad y en la cada vez más de moda conectividad

El nuevo Kia Rio, ya en su cuarta generación, debuta en sociedad el 29 de septiembre en el Salón de París. Continúa la saga más vendida del fabricante coreano, con más de 473.000 unidades comercializadas en 2015 (16% de las ventas totales anuales de Kia).

Este utilitario de segmento B, rival directo de los Seat Ibiza y compañía y que en Europa solo se venderá con 5 puertas, cambia por completo en diseño, gana funcionalidad, confort y placer de conducción, recibe tecnologías de seguridad punteras y nuevos sistemas de conectividad. Kia prevé que el nuevo Rio atraerá a más de 100.000 clientes en su primer año de venta. Se fabricará en la planta de en Sohari, en Corea, y estará a la venta en el primer trimestre de 2017.

El coche ha sido dibujado entre los centros de Alemania y California (EE.UU.), estrechamente supervisados por el cuartel general de la compañía en esta materia con sede en Namyang (Corea). El frontal luce la última evolución de la parrilla «tiger-nose» de la marca, más fina y ancha con una cubierta de la rejilla en negro brillante. Integra grupos ópticos más esculpidos, dotados de firma luminosa LED en forma de U (los LED llegarán además a los faros principales según variantes). Y hay luces de niebla en el borde superior del paragolpes, bien esquinadas.

Visto de perfil, se aprecia más alargado y equilibrado, gracias a un aumento en 10 mm de la batalla (de 2.580 mm), un voladizo trasero más corto y un pilar trasero C más fino y menos inclinado. En coche es 15 mm más largo que su predecesor (4.065 mm) y 5 mm más bajo (1.450 mm).

Ofrece un habitáculo bastante espacioso (para lo que se han rediseñado los paneles interiores, hasta del techo) y, sobre todo, un capaz maletero de 325 litros (37 más que hasta la fecha) con todo el pasaje a bordo. La firma luminosa trasera es LED, con forma de flecha, habrá 8 colores de carrocería y 3 diseños de llantas, de 15 a 17 pulgadas.

Dentro, formas más esculpidas y una disposición más ergonómica al volante, pues el salpicadero se orienta levemente al conductor. Hay un nuevo sistema de infoentretenimiento con una interfaz «flotante» a partir de una pantalla táctil de alta resolución y 5 pulgadas (agrupa Android Auto y Apple CarPlay, navegación con servicios Tom Tom…) y menos botones, con interruptores cóncavos y mandos giratorios para la climatización.

Tapicería de tela negra, disponibilidad de acceso y arranque sin llave, automatismo para el limpiaparabrisas y encendido de luces, control de crucero automático ACC con limitador de velocidad y ayuda al aparcamiento trasero mediante cámara son otros elementos al alcance del nuevo Rio. Además, en el habitáculo hay más espacios de almacenamiento. Incluso el depósito gana 2 litros de capacidad (ahora alberga 45).

Por motores, dispondrá del turbo de gasolina 1.0 T-GDI de 3 cilindros, procedente del Kia cee’d, con 100 CV y 120 CV. Ambos rinden 172 Nm de par límite y arrojan menos de 100 g/km, entre otros por el sistema de parada mecánica en semáforos y otras detenciones «Intelligent Stop & Go», o ISG.

También se venderá con un 1.25 MPl de 84 CV/122 Nm aspirado o sin turbo (menos de 120 g/km) y con el diésel 1.4 CRDI, de 70 ó 90 CV (por debajo de 90 g/km, con ISG o sin él). El cambio será manual, de 6 velocidades para el T-GDI de 120 CV y los diésel.

En materia de seguridad el nuevo Rio, construido sobre un bastidor de acero reforzado de alta resistencia, aspira hacerse con las 5 estrellas Euro NCAP. Se dota de asistencia a la frenada de emergencia (Autonomous Emergency Braking, o AEB) con reconocimiento de peatones (ayuda a detenerlo por completo o a mitigar el efecto de la colisión en caso que ésta sea inevitable), así como de mantenimiento de carril (Lane Departure Warning System LDWS). También lleva 6 airbags, anclajes Isofix para sillas de niño en los asientos del acompañante y en los traseros y estabilizador VSM/ESC.

El fabricante coreano asegura que en su desarrollo ha buscado lograr una conducción estable y de reacciones ágiles. Al parecer, mejora el confort de suspensión (arquitectura delantera independiente tipo MacPherson y trasera de eje torsional) gracias a los ajustes revisados de muelles y amortiguadores. También reposiciona la cremallera de la dirección para subir la agilidad. Por cierto, el coche contará con garantía de 7 años ó 150.000 km.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios