SALÓN DE PARÍS

Mercedes desmelena el AMG GT

Se llama AMG GT Roadster y llegará con 476 ó 558 CV, tracción trasera y cambio auto secuencial de 7 relaciones. Su capota eléctrica de triple capa se ofrece en negro, rojo o beige a combinar con la carrocería

Mercedes acaba de dar a conocer en el Salón de París la variante descapotable del impactante deportivo biplaza AMG GT. Se llama AMG GT Roadster, claro está también es biplaza, lleva techo y se ofrece en versiones GT y GT C, que varían por potencia y ajustes del chasis.

El techo se acciona de forma eléctrica en 11 segundos, incluso en marcha hasta 50 km/h. Cuenta con estructura de acero, aluminio y magnesio, mientras que la parte textil conjuga 3 capas de lona en negro, rojo o beige.

El coche refuerza ciertos puntos del bastidor como los soportes del salpicadero, junto al eje posterior y detrás de los asientos, de modo que fija entre 1.670 y 1.735 kg, 55 y 90 kg más que los AMG GT Coupé y AMG GT-S Coupé equiparables.

Brutal o más aún...

Por mecánica adoptan un propulsor 4.0 V8 biturbo de 476 CV/630 Nm o, en el GT C Roadster, de 558 CV/680 Nm.

Asocian cambio automático de doble embrague y 7 marchas AMG SPEEDSHIFT DCT con varios modos de funcionamiento y levas de volante.

El primero cumple en el 0 a 100 km/h en 4 segundos (da 302 km/h y exige 9,4 l/100 km), y el segundo en 3,7 segundos (316 km/h y 11,4 l/100 km).

A su vez, el GT C Roadster cuenta con eje trasero direccional (hasta 100 km/h sus ruedas giran en sentido opuesto a las delanteras, y por encima en el mismo), parachoques diferentes para ganar apoyo aerodinámico...

La suspensión es siempre independiente, con elementos de aluminio forjado, fija o de ajuste electrónico (GT C Roadster), y los frenos son más grandes en el más enérgico, como las medidas de llantas y neumáticos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios