Motor - Novedades

Diseño moderno y practicidad para los nuevos Renault Scenic

El modelo estrena también nuevos motores, entre ellos un diésel de 110 CV con una nueva tecnología «Hybrid Assist»

Desde el año 1996, fecha de su llegada al mercado, han pasado 20 años y tres generaciones del exitoso monovolumen de Renault, en sus dos variantes (corta y larga) Scenic y Grand Scenic. La esencia se ha mantenido a lo largo del tiempo, pero el nuevo modelo, que llegará el mercado en el mes de noviembre, presenta un nuevo y atractivo diseño, una gran carga tecnológica, y una renovada oferta mecánica, sin abandonar sus habituales características de modularidad y espacio.

La marca ha presentado en Burdeos el nuevo coche, que ya a simple vista desprende una imagen mucho más dinámica y moderna. Puede que con un aspecto tipo SUV, gracias sobre todo a las enormes llantas de 20 pulgadas que monta de serie en todos los niveles de equipamiento. Renault ha logrado acuerdos con los principales fabricantes de neumáticos para que el precio sea idéntico al de unas ruedas de 17", y garantiza un «stock» para este tipo de «gomas» en toda su red de servicio postventa. Otra de las curiosidades de estas llantas es su posibilidad de personalización. Renault propone tres tipos de inserciones que se atornillan en las llantas (add-on) y que añaden estilo y distinción. Esta oferta se irá enriqueciendo de forma paulatina.

El nuevo Scenic y Grand Scenic es más grande que el modelo al que sustituye. En concreto gana en anchura (20 mm respecto a Scenic 3), en distancia al suelo (40 mm más), en distancia entre ejes y en vía delantera y vía trasera. El voladizo trasero se reduce 16 mm.

Pero no nos dejemos engañar. Se trata de un monovolumen compacto pensado para el disfrute de toda la familia. Su aspecto resulta también muy moderno gracias a la carrocería bitono (opcional). El Scenic estará disponible con 5 plazas, mientras que el Grand Scenic llegará a España en su variante de siete plazas.

El volumen del maletero del nuevo Scenic es de 572 litros ampliable a 720 abatiendo los asientos. En su versión 7 plazas, y en configuración 5 plazas, el nuevo Grand Scenic parte de 596 litros. En ambos casos, el modelo está dotado del sistema «One Touch Folding» procedente del Renault Espace, que permite abatir con un solo movimiento los asientos traseros para conseguir un piso plano.

Esta función puede accionarse desde dos sitios distintos: desde el maletero o bien desde el sistema multimedia R-LINK 2, integrado en la gran «tableta» situada en la consola central desde la que se maneja tanto los sistemas de audio como la configuración del vehículo y sus tres modos de conducción (normal, eco y sport), además del modo personalizable.

En cuanto a la tecnología, enfocada especialmente de cara a la seguridad de los ocupantes, el nuevo Scenic incorpora elementos como:

- Regulador de velocidad adaptativo: Ajusta automáticamente la velocidad para mantener una distancia de seguimiento preseleccionada. El sistema funciona entre 50 y 160 km/h.

- Alerta de cambio de carril mediante vibración en el volante: se activa a partir de 70 km/h y avisa al conductor en caso de cambio involuntario de carril, tanto con una línea continua como discontinua.

- Visualización en el parabrisas en color (Head-Up Display)

- Parking manos libres: Tras ayudar al conductor a identificar una plaza de aparcamiento -midiendo el espacio disponible gracias a sus captadores- el sistema toma el control de la dirección para realizar la maniobra de aparcamiento. El sistema es operativo hasta 30km/h.

- Tecnología MULTI-SENSE, que permite acceder a cinco modos de conducción: neutro, sport, confort, personalizado, eco.

- R-LINK 2 y su pantalla vertical de 8,7 pulgadas, entre las más grandes del segmento; R-LINK 2 permitirá disfrutar, a partir de enero de 2017, de las funcionalidades Apple CarPlay o Android Auto

- Sistema de audio Bose Surround

Y nuevas ayudas activas a la conducción, como la frenada activa de emergencia con detección de peatón (Active Emergency Braking System/AEBS) que se encuentra disponible de serie. Este sistema, que actúa en un margen de velocidad de entre 7 y 60 km/h:

- Analiza el entorno del vehículo y detecta peatones, parados o en movimiento, y estima su trayectoria

- Alerta al conductor en caso de riesgo de colisión entre el vehículo y un peatón

- Activa automáticamente el sistema de frenado hasta detener por completo el vehículo en caso de colisión inminente con un peatón (si las alertas al conductor no son suficientes y sin acción por su parte).

Otras dos novedades son la alerta de mantenimiento de carril (Lane Keeping Assist / LKA), activo entre 70 y 160 km/h. Si, por descuido, el conductor se sale de su carril, el coche vuelve a su trayectoria de forma automática gracias al asistente de mantenimiento de carril

Y la alerta de detección de fatiga (Fatigue Detection Warning/TDW): se analiza la trayectoria del vehículo de forma continua (algoritmo de tecnología Bosch) y se avisa al conductor con una visualización en pantalla y una señal sonora en caso de anomalía.

En el apartado mecánico, para su lanzamiento el nuevo Scenic ofrecerá 5 motorizaciones diésel y 2 motorizaciones gasolina, que incorporará próximamente –en la versión diésel de 110 CV– una nueva tecnología Hybrid Assist. Este motor, fabricado en España, es un híbrido, pero con una concepción distinta a la que estamos acostumbrados. En realidad se trata de un motor de combustión que cuenta con el apoyo de un motor eléctrico, que contribuye a optimizar el par motor, es decir, a «ayudar» al diésel en los momentos en los que es necesaria una potencia extra. Además, el motor eléctrico auxiliar contribuye a disminuir los consumos (hasta 3,5 l/100 km de media homologada). Matizar que en ningún momento el coche se mueve exclusivamente en «modo eléctrico», tal y como estamos acostumbrados cuando se habla de un coche híbrido.

El motor eléctrico alimentado por una batería de 48 voltios alivia el motor térmico para preservar el consumo de las emisiones de CO2 a la vez que se mantiene el placer de conducción y la capacidad de aceleración del motor dCi 110. En las fases de desaceleración, el dispositivo eléctrico actúa como un generador de corriente que recupera la energía para la red a bordo y para la batería específica. Se convierte en un motor eléctrico de 10kW que asiste al motor térmico en las fases de aceleración.

Esta tecnología permite ofrecer un plus de par que puede llegar hasta 15 Nm en algunas franjas de utilización. Hybrid Assist permite así reducir el consumo y las emisiones de CO2 entre un 8 y un 10 % con respecto al motor dCi 110 estándar.

Comparado con un motor equivalente, el consumo pasa de 3,9 a 3,5 litros a los 100 km y las emisiones de CO2 pasan de 100 a 92 gramos.

La oferta mecánica completa abarca potencias desde los 95 hasta los 160 CV, con consumos desde los 4,5 l/100 km de media homologada, con una caja de cambios manual de 6 velocidades o automática EDC de doble embrague y 6 o 7 velocidades (para los diésel).

El nuevo modelo estará en los concesionarios Renault a partir de la segunda quincena de noviembre, y el precio de partida será de unos 19.000 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios