Motor - Novedades

Alfa Romeo Stelvio: el primer SUV en la marca italiana

Primicia mundial en Los Ángeles, se estrena con motor de 510 CV inspirado en Ferrari

Es la primera vez que Alfa Romeo se introduce en el cada vez más concurrido club todocamino, aquí de tamaño medio. Pero a la vista de las credenciales de su nuevo producto es evidente que lo hace por la puerta grande. El coche se llama Stelvio, en homenaje a la revirada carretera que atraviesa el famoso paso italiano y todo un principio de intenciones. Y es que, sí, es un todocamino, pero todo apunta a que de máxima efectividad sobre asfalto, a priori su hábitat natural.

Es bastante compacto, que no pequeño: 4,68 de largo y 1,65 de alto. De modo que entra en liza con modelos tipo Audi Q5 y Porsche Macan. Comparte plataforma con el sedan Giulia y, al menos en fase de lanzamiento, «tira la casa por la ventana»: la versión recién desvelada es el Quadrifoglio (a la venta a final de año) con motor de gasolina 2.9 V6 biturbo, desarrollado con asesoramiento de Ferrari, que rinde 510 CV. Asocia cambio automático de ocho marchas, cuatro escapes «dos a dos», mando DNA Pro para elegir el modo de marcha (a elegir entre posiciones Dynamic, Natural, Advanced Efficiency y Race, que maximiza las prestaciones) modulando la respuesta de dirección, transmisión, acelerador…

Junto a esta opción no faltarán un propulsor de gasóleo de 180 CV (a buen seguro, el de mayor demanda y que previsiblemente se anunciará hacia la primavera de 2017, cuando el Stelvio llegue a los comercios españoles) y una segunda alternativa de gasolina menos opulenta: un 2.0 turbo de 280 CV y 400 Nm de par límite.

Presume de una distribución de pesos óptima entre ejes, lo que debe asegurar un dinamismo muy efectivo, como en el Giulia. Para lograrlo cuenta, además de con tracción total Q4 (prima la tracción trasera, pero en situaciones límite deriva hasta el 60 por ciento de la fuerza mecánica al eje delantero), con suspensiones independientes Alfa Link y activas CDC, función Torque Vectoring, que gana estabilidad controlando el par que llega a cada rueda trasera, y frenos Integrated Brake System, que explican en Alfa reducen de forma considerable la distancia de parada frete a un equipo convencional.

Desarrollado en Módena y fabricado en la modernizada planta de Cassino, de donde procede el Giulia, se sirve de materiales sofisticados como la fibra de carbono (en el eje de transmisión), para ahorrar peso. En idéntica línea, son de aluminio desde el motor a los frenos (carbocerámicos en el Quadrifoglio), pasando por las puertas, los pasos de rueda y los capós delantero y trasero. A todo ello, y de la mano del especialista Magneti Marelli, que también firma el alumbrado o la línea de escape, disfruta de un avanzado equipo de infoentretenimento 3D Nav, con pantalla de 8,8 pulgadas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios