Las matriculaciones de motos descendieron un 6,9% en 2017

Los fabricantes y vendedores reivindican el papel de la moto en los planes de movilidad de las ciudades españolas, por su contribución sustancial a la mejora en la calidad del aire de las grandes urbes

MADRIDActualizado:

El final de la Normativa Europea de Emisiones Euro 3 y la implantación de la Euro 4 han sido dos de los motivos que según los fabricantes de motos y motocicletas han influido en las cifras finales de matriculaciones en 2017. En total, sumando motocicletas y ciclomotores, se han matriculado 159.372 unidades en el 2017, es decir, un 6,9% menos que respecto al año anterior.

Para ANESDOR, la entrada en vigor de la nueva etapa Euro 4 produjo un adelanto en las ventas de motocicletas y un fuerte crecimiento del mercado a finales de 2016, y por la falta de gama que han sufrido las marcas debido a este cambio de normativa.

Por mercados, las motocicletas, que representan más del 85% del total del mercado dos ruedas y contribuyen de manera decisiva a sus ventas, han anotado un descenso del 11,3% en 2017, con 136.652 unidades matriculadas. Por segmentos de cilindrada, las motocicletas de hasta 125 cc son las que más acusan esta bajada: un 20% menos de ventas que el año anterior y 73.148 unidades matriculadas. En contraposición, las motos de alta cilindrada han cerrado el año en positivo, con un leve incremento del 1,4% hasta las 63.504 unidades. En ese sentido, en 2018 se prevé que aumenten las matriculaciones de motocicletas de alta cilindrada un 10,2%, frente al aumento del 3,9% que se espera en el segmento de baja cilindrada. Según la entidad, la recuperación del segmento de alta cilindrada obedece a la mejora de las expectativas económicas.

En cuanto al mercado de ciclomotores, ha experimentado un crecimiento destacado en el 2017: un 31,8% respecto al 2016, con 22.720 unidades matriculadas. Este aumento se debe principalmente a la entrada en vigor de la etapa Euro 4 para ciclomotores en 2018 y al efecto ‘fin de serie Euro 3’. Por lo que respecta al mercado de los vehículos de tres y cuatro ruedas (triciclos, quads, etcétera), se han matriculado 6.011 unidades; lo que supone un descenso del 2,3% respecto al año anterior.

Previsiones para 2018

En cuanto a las perspectivas para 2018, ANESDOR prevé un crecimiento positivo del 5,1% para el mercado de las dos ruedas y estima que las matriculaciones puedan alcanzar las 167.500 unidades. En este contexto, se prevé que las motocicletas experimenten un crecimiento del 6,8%, con 146.000 unidades matriculadas.

Sobre estas estimaciones, el secretario general de ANESDOR ha señalado que “en 2018 el mercado percibirá un cambio de tendencia una vez superada la etapa Euro 4 de motocicletas. Tras el descenso de 2017, este año se prevé una ligera recuperación en las matriculaciones”.

Por lo que respecta al arranque del año, en enero se han matriculado 10.125 motocicletas, lo que supone un crecimiento de 45% con respecto al mismo periodo del 2017. Una subida que también se da en el mercado de los ciclomotores, que registra un crecimiento del 29,5% con 1.563 unidades matriculadas en el mes de enero.

Normativa de emisiones

El secretario general de ANESDOR, José María Riaño, ha señalado que “el tramo final de la Normativa Europea de Emisiones Euro 3 y la implantación de la Etapa Euro 4 han influido de manera decisiva en el descenso de las matriculaciones de motocicletas en 2017”. En ese sentido, Riaño ha destacado que “durante los últimos meses de 2016 el mercado de motocicletas creció cerca del 80%, en meses tan atípicos como diciembre, lo que demuestra que ha habido un adelanto de las ventas”.

Asimismo, el secretario general de la entidad ha puntualizado que “en el arranque del año algunas marcas no disponían todavía de toda la gama de productos que suelen ofertar adaptados a la nueva normativa, un hecho que también ha influido a la baja en las matriculaciones”. En esa línea, Riaño recalca que “los fabricantes de motocicletas han hecho un gran esfuerzo por adaptar sus modelos a la nueva normativa, con una alta inversión en tecnología para la fabricación de modelos más seguros y respetuosos con el medio ambiente. Estos cambios han incrementado los costes de fabricación y los precios de venta, sobre todo en los modelos de baja cilindrada, lo que ha influido negativamente en las ventas”.

Por otra parte, el secretario general de ANESDOR ha apuntado que el crecimiento de cerca del 32% del mercado de los ciclomotores, “se encuentra también motivado en gran medida por el cambio en la normativa europea de emisiones para ciclomotores -Etapa Euro 4- en el que el efecto ‘fin de serie Euro 3’ ha provocado un fuerte crecimiento en las ventas de ciclomotores en los últimos meses, hasta un 100% en diciembre de 2017”.

Al hilo de la presentación de estos datos, desde la entidad han querido resaltar la contribución positiva de la motocicleta a la mejora de la calidad del aire en las grandes ciudades. La entidad asegura que las más de 530.000 motos del parque de las ciudades de Madrid y Barcelona, ahorran a la atmósfera al año más de 5,4 millones de toneladas de CO2, 3.300 toneladas de NO2 y 1.000 de PM10.

En este contexto, el secretario general de ANESDOR ha reclamado un mayor apoyo de las distintas administraciones locales. “La motocicleta está llamada a jugar un papel fundamental en la consecución de una movilidad más sostenible en las grandes ciudades. Por ello, los Ayuntamientos tienen que contar con la motocicleta en sus planes de movilidad y excluirla de las restricciones previstas por contaminación, tal y como ya han hecho Madrid o Barcelona”, ha anotado Riaño.

Para ello, la entidad continuará promoviendo su Plan de Movilidad por diferentes ciudades españolas que hayan implementado planes de calidad del aire como Valencia, Valladolid o Granada en 2018 “con el objetivo de fomentar la motocicleta como un medio seguro y respetuoso con el medio ambiente”, señalan desde la entidad.