Vidal de la Peña y San José se juegan este martes la presidencia de Ganvam

Este martes 10 de octubre se celebrarán elecciones a la presidencia de Ganvam, después de que se iniciara el proceso electoral tras el fallecimiento, el pasado 25 de mayo, del anterior presidente de la organización, Juan Antonio Sánchez Torres

MadridActualizado:

El presidente de CEOE-Cepyme en Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña, y el empresario vallisoletano José San Josése juegan este martes la presidencia de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).

Este martes 10 de octubre se celebrarán elecciones a la presidencia de Ganvam, después de que se iniciara el proceso electoral tras el fallecimiento, el pasado 25 de mayo, del anterior presidente de la organización, Juan Antonio Sánchez Torres, que estuvo en el cargo desde 1998.

La primera de las candidaturas, la denominada 'continuista', presentó su candidatura el pasado 14 julio, y está liderada por el presidente de CEOE-Cepyme de Cantabria, que busca poner en valor el papel del socio y establecer una relación «excelente» y «crítica» con la Administración.

Vidal de la Peña indicó que, en caso de ser elegido presidente, diferentes empresarios representarán al colectivo de forma territorial, con el fin de estar más cerca de sus asociados, al tiempo que señaló que su intención es intensificar el papel de 'lobby', con el fin de que Ganvam gane peso como interlocutor válido frente a las administraciones públicas.

El empresario, de 55 años de edad, destacó, a su vez, su intención de reforzar la unión con otras patronales del sector, como Faconauto, Anfac o Aniacam. «Lo primero que haré si salgo elegido será llamarles, hay mucho de que hablar», aseguró.

Sacar de la «apatía» al socio

Por otro lado, el empresario San José, de 50 años de edad, se presenta a la presidencia de la asociación con el objetivo de «sacar de la apatía» a muchos asociados, a los que, en su opinión, «no se les ha hecho caso durante mucho tiempo».

San José resaltó la relevancia de captar nuevos asociados y de recuperar los cerca de 3.000 socios que se perdieron en los últimos años y también abogó por propiciar la participación en el seno de Ganvam.

Además, se mostró a favor de la transparencia en la forma en la que se administren los recursos que aportan los asociados, por lo que defendió una renovación de los métodos de deliberación y trabajo para conseguir que el asociado pueda plantear sus inquietudes.