Luca de Meo, junto a la clienta que ha recibido el primer Ibiza «argelino»
Luca de Meo, junto a la clienta que ha recibido el primer Ibiza «argelino»

Seat comenzará a fabricar el León y el Arona en Argelia en los próximos meses

El presidente de la compañía, Luca de Meo, entregó a una clienta argelina el primer Seat Ibiza de la quinta generación ensamblado en Relizan

MadridActualizado:

La firma automovilística española Seat ha asegurado que quiere ensamblar el León y el nuevo Arona en la planta argelina del grupo Volkswagen en Relizane en los «próximos meses», según ha informado la compañía en un comunicado.

El consorcio automovilístico alemán inauguró la planta de ensamblaje de vehículos multimarca en julio del año pasado. Desde el séptimo mes del año pasado hasta diciembre, Seat, que lidera el proyecto de producción de la empresa, fabricó de más de 8.121 unidades del Ibiza, el 50% del total (17.000 vehículos).

Este viernes, el presidente de la compañía nacional, Luca de Meo, entregó a una clienta argelina el primer Seat Ibiza de la quinta generación ensamblado en Relizane.

Asimismo, con el fin de desarrollar y ensamblar nuevos modelos en Argelia, la empresa con sede en Martorell (Barcelona) contribuirá a la creación de una red de proveedores de la industria del automóvil en el país.

La planta del grupo Volkswagen en Relizane cuenta con más de 550 empleados y, a largo plazo, se crearán hasta 1.800 puestos de trabajo. Asimismo, estima que la actividad de la factoría generará 3.500 empleos adicionales en fabricantes y proveedores de servicios logísticos de Relizane.

"El norte de África es una zona de crecimiento natural para Seat, que actualmente se encuentra en una fase de internacionalización. La inauguración de la planta de Relizane en julio de 2017 marcó un hito histórico para nosotros, ya que es la primera vez que producimos fuera de las fronteras europeas. En Argelia, estamos construyendo coches hechos por y para los argelinos. Hoy presentamos la quinta generación del Ibiza, y en los próximos meses esperamos empezar a ensamblar otros modelos para satisfacer la demanda de los clientes del país", señaló Luca de Meo.

Por su parte, el consejero delegado de Sovac y Sovac Production, Mourad Oulmi, expresó que "el lanzamiento de Sovac Production el pasado julio abrió una nueva era en la industria del automóvil en Argelia, gracias al acuerdo de colaboración con el grupo alemán.

Además, subrayó que, más allá de un ambicioso plan de producción, 2018 será testigo del lanzamiento de la segunda fase de la compañía. "Será el año en el que empezaremos la integración y el desarrollo de la industria auxiliar. Animaremos a los proveedores a instalarse en Argelia y fabricar recambios para el mercado local y también para la exportación", apuntó.

Como ya hace en Europa, otro de los objetivos prioritarios de Seat en Argelia es promover el gas natural comprimido (GNC) como alternativa sostenible a los combustibles de propulsión convencionales y eléctricos.

Según el fabricante español, el GNC emite un 85% menos de óxido de nitrógeno que los motores diésel, reduce las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 25% en comparación con los motores de gasolina y elimina casi todas las partículas en suspensión.

De Meo, Oulmi y el vicepresidente de Compras de Seat, Klaus Ziegler, se han reunido con el primer ministro argelino, Ahmed Ouyahia, y con el ministro de Industria, Youcef Yousfi, para hablar sobre el futuro de la industria del automóvil en el país. Al encuentro, también ha asistido la secretaria general de Industria de España, Begoña Cristeto. Además, el presidente de Seat se ha encontrado con el consejero delegado de Sonatrach, Abdelmoumen Ould Kaddourla.