Motor - Economía

Así le salen las cuentas a Tesla

Al mejor estilo startup, el fabricante automovilístico norteamericano cobra fuerza entre el público a medida que desarrolla nuevos modelos, mientras sus deudas escalan de forma paralela

Así le salen las cuentas a Tesla

A horas del lanzamiento de un nuevo producto que ha sido llevado con total mutismo (se especula con un sistema de conducción autónoma en versión avanzada 2.0, con más detalles sobre el modelo de acceso Model 3, con un inédito SUV que podría llamarse Y, e incluso con un monovolumen de gran tamaño, todo ello de impulsión eléctrica), muchos se preguntan a qué responde el fenómeno Tesla.

No obstante, el pequeño fabricante con sede en Palo Alto (California), en pleno Silicon Valley, parece capaz de encarar tecnológicamente a los gigantes del sector, con nombres de vasta tradición al estilo de General Motors y Ford, Toyota o el Grupo Volkswagen.

Pues bien, con los números en la mano, de enero a junio de este año la marca contabilizó pérdidas netas de 575,4 millones de dólares (513,7 millones de euros), una fuerte subida del 70% respecto a los números rojos del mismo período en 2015.

Son resultados que responden a una caída en las ventas, a la propuesta de adquisición de la compañía de energía renovable SolarCity y a una ampliación de capital. Con todo, su cifra de negocio en ese periodo se elevó a 2.417 millones de dólares (2.158 millones de euros), una progresión del 27,6% comparada con los ingresos del mismo período en 2015.

A su vez, en el segundo trimestre contabilizó pérdidas netas de 293,1 millones de dólares (261,6 millones de euros), un 3,8% más respecto a los datos de los mismos meses del año pasado. En cuanto a la facturación trimestral, fue de 1.270 millones de dólares (1.133 millones de euros), lo que supone una progresión del 10,7%.

De una u otra forma, esta súper starup estima que hasta finales de 2016 comercializará alrededor de 50.000 unidades de sus Model S y Model X (tipo todocamino), con un ritmo de fabricación de 2.400 unidades por día hacia el último trimestre del ejercicio. Para ello también será decisiva la expansión que contempla en mercados como el español y el portugués, entre otros.

Una gama de diseño atractivo, precios en línea con su competencia Premium (un Model S 60 sale por 64.000 euros, como un BMW Serie 5 de gasolina con un motor alto de gama) y una tecnología eléctrica vanguardista, con baterías que anuncian una autonomía mínima de casi 400 km, parecen obrar buena parte del milagro en un fabricante de moda, y no solo en Estados Unidos.

(Infografía de Statista.com)

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios