La evolución en el uso del gas natural es imparable
La evolución en el uso del gas natural es imparable

El gas natural, es el combustible alternativo más utilizado en España

El gas natural garantiza la calidad del aire ya que las emisiones de NO, NO2 y PM son casi nulas

MadridActualizado:

En una jornada matutina los responsables de GASNAM, la Asociación Ibérica del Gas Natural para la Movilidad ha puesto de relieve que el uso del gas natural como combustible para vehículos es el más utilizado de cuantos se usan en nuestro país.

Así comentaron que el año pasado se matricularon más de 1.100 vehículos –un 133% más que en 2015- que utilizan gas natural como combustible y que actualmente el parque total asciende ya a 6.100 unidades, la mayor parte de ellos pesados y de utilización intensiva. Unas cifras todavía pequeñas pero importantes porque el uso de esta flota hace que se dejen de consumir anualmente más de 142.000 toneladas de diésel.

Evolución del consumo en automoción en España
Evolución del consumo en automoción en España

Este escenario demuestra cómo el gas natural en automoción es el primer combustible alternativo utilizado en España.

Los vehículos de ‘emisiones casi cero’ son aquellos que cumplen la Euro VI y que utilizan GNC/GNL como combustible. En estos vehículos las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) son prácticamente nulas. Las partículas (PM) suponen una reducción del 96% sobre los límites permitidos por la normativa europea. Además, estos dos elementos, que son los que más afectan a la salud, están considerados como los principales responsables de la baja calidad del aire en las ciudades.

Además, el ahorro por kilómetro recorrido en un vehículo movido por gas natural es de un 30% respecto del mismo vehículo movido por diésel y de un 50% en el caso de un gasolina.

Gas Natural Comprimido, GNC

GASNAM recomienda el GNC como el mejor combustible para uso urbano: turismos, taxis y vehículos comerciales ligeros, así como los pesados urbanos. Y recuerda que ya se ofertan en Europa 24 modelos de entre turismos y furgonetas de 9 fabricantes distintos.

Asimismo, el uso del GNL en el transporte marítimo ya es una realidad en las zonas de control de emisiones de los EEUU y el norte de Europa. En octubre de 2016, la IMO (International Maritime Organization) estableció 2020 como fecha límite para que los buques cumplan los requisitos de bajo contenido de azufre. El GNL también es una alternativa al diésel en el transporte ferroviario, en las líneas en las que no se puede justificar su electrificación.

En España de los 14 barcos grandes que se están construyendo en nuestros astilleros 7 tendrán el gas natural como combustible principal.