Motor - Economía

Más de la mitad de los coches usados vendidos en septiembre superaba los 10 años

Los vendedores prevén que esta situación empeore debido al fin del Plan PIVE de incentivo a la compra de automóviles nuevos

Más de la mitad de los coches usados vendidos en septiembre superaba los 10 años

España tiene en la actualidad uno de los parques automovilísticos más viejos de Europa. Y la situación no tiende a mejorar, según las estadísticas de ventas en septiembre. Más de la mitad (55%) de los automóviles de ocasión comercializados en España durante el pasado mes tenía una antigüedad superior a diez años, según las cifras analizadas por la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove).

La organización indicó que el mes pasado se entregaron en España un total de 157.904 vehículos usados, lo que representa una subida del 10,28% en comparación con el mismo mes de 2015, mientras que en lo que va de año esta cifra fue de 1,32 millones de unidades, un 8,53% más.

Ancove, que señaló que estos resultados son positivos, alertó de que el mercado continúa «inundado» de modelos de más de diez años, una situación que podría aumentarse con motivo del fin del Plan PIVE, de incentivo a la compra de automóviles nuevos.

Así, durante el mes pasado se comercializaron un total de 86.769 coches usados de más de diez años, lo que supone el 54,95% del total, mientras que el 14,4% tenían entre seis y diez años y el 27,49%, entre cero y cinco años.

Para el presidente de Ancove, Elías Iglesias, existe una «gran confusión entre los clientes a la hora de comprar un coche usado. Una mayoría cree que hay una garantía equivalente a un coche nuevo, y la ley de Consumidores establece diferencias».

Al mismo tiempo, el máximo responsable de la asociación afirmó que los coches que se compran a particulares no están garantizados y señaló que la legislación únicamente obliga a ofrecer una garantía a los comerciantes.

Por otro lado, desde la organización señalaron que, a falta del Plan PIVE, es «inevitable» que incremente el peso de los coches de más de diez años en el mercado de ocasión y, por tanto, el porcentaje de coches vendidos por particulares, «lo que supone mayores riesgos para los compradores».

«Muchos de estos particulares son, en realidad, falsos profesionales que no han sometidos a los vehículos a ninguna revisión antes de su venta, e, incluso, ni siquiera han pasado los controles reglamentarios de la ITV», añadieron desde Ancove.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios