Décimo de la Lotería del Niño
Décimo de la Lotería del Niño - ABC

¿Se pagan los mismos impuestos por la Lotería del Niño que por la de Navidad?

El gravamen especial se exigirá de forma independiente por cada billete de lotería o apuesta

MADRIDActualizado:

La fiscalidad que se aplica a los premios de lotería es la misma para todos los sorteos desde el año 2013. Los galardones superiores a 2.500 euros cuentan con un recargo del 20%. Así, el premio máximo de la Lotería del Niño se quedaría en 160.000 euros tras la aplicación de impuestos. El premiado no deberá abonar el impuesto a la Agencia Tributaria tras cobrar el dinero sino que este se devenga en el momento con una retención inmediata. No es necesario volver a incluir el impuesto en la declaración de la Renta a no ser que se haya efectuado alguna donación del premio.

Las pedreas (1.000 euros a 100 euros el décimo) quedarán libres de cargas. Además, el límite de 2.500 se rebajará de forma proporcional cuando el billete de lotería o de la apuesta tuviera un valor de adquisición o juego menor al euro.

En el texto legal también se especifica que el gravamen especial se exigirá de forma independiente por cada billete de lotería o apuesta. En el caso de décimos compartidos, la retención también será del 20%, aunque el premio que corresponda a cada ganador sea inferior a 2.500 euros, ya que este límite se aplica sobre el décimo y no sobre la cantidad cobrada.

Este gravamen especial también se aplica a los sorteos de las loterías del Estado, Comunidades Autónomas, Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), Cruz Roja Española y entidades análogas de carácter europeo, según se recoge en la normativa del Gobierno.

De de los 2.380 millones de euros en premios que se repartieron en el sorteo de Navidad, Hacienda ingresó 200,09 millones de euros gracias a las retenciones del 20% que aplica a los premios superiores a 2.500 euros, según los cálculos de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Esta cifra es 70 millones superior a la del año pasado, lo que permitirá incrementar la recaudación en 6 millones .

Por otro lado, Gestha alerta del «peligro» de revender los décimos premiados para blanquear dinero, ya que la dificultad de justificar el origen de estos fondos puede derivar en una inspección.