Lotería de Navidad 2016

El retablo del alfa y omega, de la catedral de León a los décimos de la Lotería de Navidad 2016

El Nacimiento que labraron en el siglo XV los artistas de la sillería del coro acompaña a los números del Sorteo extraordinario del 22 de diciembre

Así son los décimos de la Lotería de Navidad 2016
Así son los décimos de la Lotería de Navidad 2016 - LOTERÍAS Y APUESTAS DEL ESTADO

A San Ildefonso y San Pedro no debió de importarles que la capilla que les dedicaron en la Catedral de León en el siglo XIII pasara a ser conocida como la del Nacimiento. El pequeño, pero magnífico retablo hispanoflamenco del misterio de la Natividad allí guardado pasó a acaparar las miradas de los fieles, como ahora las de quienes han comprado algún décimo de la Lotería de Navidad. Y eso que la reproducción que acompaña al futuro Gordo no hace justicia a esta interesante pieza que labraron en el siglo XV probablemente los mismos artistas de la sillería del coro, quizá Juan de Malinas y Copín de Holanda, con la misma madera de nogal.

«Es una pieza de interés, muy digna de resaltar», asegura el director del Museo de la Catedral de León, satisfecho de que se dé a conocer con motivo del Sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad. Máximo Gómez Rascón describe de memoria y sin titubear cada escena de este particular retablo en tres dimensiones que «apenas mide dos metros de anchura y poco más de altura» formado por dos cuerpos ensamblados por el centro.

Capilla del Nacimiento
Capilla del Nacimiento- CATEDRAL DE LEÓN

«La escena central reproduce la adoración de San José y la Virgen al Niño recién nacido en el establo, junto a la mula y el buey», explica resaltando la belleza de estas figuras de madera policromada, las de mayor tamaño del conjunto. Sobre ellas, en un paisaje «rocoso y muy escarpado» los pastores escuchan atentos a los ángeles que les anuncian la noticia como si el tiempo se hubiera parado en aquel instante. «Una antigua leyenda muy bonita cuenta que los pastores se quedaron paralizados durante el anuncio y así se representa aquí, con una descripción muy gráfica en la que llaman la atención los mil detalles que se aprecian», relata el experto en Patrimonio de la Catedral de León.

«Sus autores bajan al realismo total en la parte superior del retablo», continúa Gómez Rascón. Hasta las costumbres o la indumentaria de la época se reflejan en esta pieza que tiene «una fuerza impresionante», añade.

La techumbre del establo guarda una de las curiosidades del retablo. Sobre la Virgen y el Niño se aprecia con claridad una letra alfa, a la que acompaña un omega sobre San José. Son la primera y la última letra del alfabeto griego, el principio y el fin, símbolo tradicional de Dios.

Reproducción del Nacimiento
Reproducción del Nacimiento- CATEDRAL DE LEÓN

«Hasta en eso se ha buscado significación», señala el director del museo de la catedral tras apuntar que al retablo también se le llama «el del alfa y omega» por este detalle. Quizá en Loterías y Apuestas del Estado hayan buscado también su significación: desde el primero al último de los números, cualquiera puede tener premio.

Quien desee contemplarlo con más claridad que en los décimos de la Lotería de Navidad de 2016, puede buscarlo en la capilla contigua a la entrada de la Virgen del Camino, en la cabecera de la izquierda de la catedral de León.

Sometido recientemente a un tratamiento de desinsectación y de limpieza respetuosa en profundidad, el retablo luce un buen estado de conservación. El famoso topo de la catedral de León no hizo mella en él.

Medio siglo impregnando de cultura la suerte

Con la «Adoración de los pastores» de Murillo se inició en 1960 la costumbre de ilustrar los décimos de la lotería para promocionar el arte y la cultura. Desde entonces, un gran número de obras han acompañado a los números de la suerte de los españoles.

El año pasado fue el maestro de Murillo, Juan del Castillo, quien firmaba otra «Adoración de los Pastores» elegida por Loterías y Apuestas del Estado. En 2014 figuró en los décimos la «Adoración de los Reyes Magos» del pintor flamenco Pieter Coecke Van Aelst y el año anterior, «El Nacimiento» (1597), del pintor italiano manierista Federico Barocci, que se conserva en el Museo del Prado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios