Top

Lotería de Navidad 2016

Cinco excursiones a las ciudades en las que nunca ha caído el Gordo

Escapadas a Ávila, Huelva, Orense, Tarragona y Zamora para comprar un décimo y disfrutar de su turismo

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Ávila

Como cada 22 de diciembre los bombos de la Lotería de Navidad repartirán la suerte entre todos los décimos vendidos. Madrid o Barcelona, son estadísticamente las ciudades que más premios reparten mientras que otras poblaciones deberán conformarse con repartir salud entre sus ciudadanos. Cinco son las ciudades que nunca han tenido el placer de dar el Gordo de Navidad a sus habitantes. Ávila, Huelva, Orense, Tarragona y Zamora buscarán en 2016 cambiar su suerte que hasta ahora ha sido nula.

Ávila

Todo aquel que busca cambiar su suerte puede empezar por hacer una escapada de fin de semana para comprar Lotería de Navidad a la ciudad de Ávila. La ciudad en la que nació Santa Teresa y considerada Patrimonio de la Humanidad esconde tras sus murallas un valioso conjunto de iglesias y palacios renacentistas. Entre sus principales monumentos destaca su muralla que aunque no está clara la fecha de su construcción se cree que empezaron a levantarse en 1090. La catedral es otro de sus emblemas y representa la unión entre lo espiritual y lo terrenal ya que fue proyectada como templo a la par que fortaleza, de hecho su ábside forma parte de la muralla.En la misma plaza de la catedral destacan otras joyas arquitectónicas de elegante solemnidad como son los del Rey Niño, Valderrábanos o los Velada, estos dos últimos convertidos en hoteles.

También merece la pena visitar otras joyas de los siglos XV y XVI como la basílica de San Vicente; el Real Monasterio de Santo Tomás o el Palacio de Don Diego del Águila.

Huelva

Puede que en Huelva nunca haya caído el Gordo de la Lotería de Navidad pero sus playas y riqueza natural, cultural y gastronómica la convierten en una de las provincias más deseadas de España.

Es en verano cuando las playas de Punta Umbría, Ayamonte, Isla Cristina, Mazagón o Islantilla se llenan de turistas pero Huelva bien merece visitarse en cualquier época del año. Situada en la desembocadura del río Odiel esta ciudad andaluza tiene una antigua tradición minera y ha sido testigo de acontecimientos históricos tan importantes como el descubrimiento de América. Como recordatorio de aquella época, se erigió en 1929 en la Punta del Sebo el monumento a la Fe Descubridora, uno de los símbolos de la ciudad.

Uno de los edificios religiosos más importantes es la Catedral de la Merced del siglo XVIII aunque también debe ser visitada la iglesia de San Pedro de estilo gótico-mudéjar construido en el siglo XVI sobre los restos de una antigua mezquita. La Plaza de las Monjas se sitúa en pleno centro de la parte antigua. Junto a ella aparecen típicas calles y plazas como la del Alcalde Coto Mora.

La larga tradición minera de Huelva se refleja en el barrio Reina Victoria, formado por casas de estilo inglés que fueron construidas a principios del siglo XX por una de las grandes empresas mineras británicas que se establecieron en la ciudad. Otras obras civiles de interés son la Casa de Colón y el Muelle de mineral.

Orense

En Orense tampoco ha caído nunca el Gordo pero lo que no falta en esta ciudad gallega es el agua. Ocho puentes cruzan aquí el río Miño, que en tiempos de los romanos era una mina de oro. Ahora ya no hay oro, pero sí unas aguas muy valiosas: las aguas termales de las que disfrutar en numerosos rincones incluso de forma gratuita.

Pero además Orense tiene una original Plaza Mayor inclinada, y un casco histórico rico en iglesias y capillas. Destaca el Pórtico del Paraíso de la Catedral que conserva su policromía original del siglo XIII. Y en la Capilla de San Cosme y San Damián, una curiosidad desconocida por los visitantes: aquí se expone, durante todo el año, el belén más sorprendente que hayas visto nunca.

Tarragona

A orillas del Mediterráneo la antigua Tarraco romana ofrece un importante legado monumental. Su conjunto arqueológico, Patrimonio de la Humanidad, es uno de los puntos de interés de esta ciudad catalana. La capital de la Hispania Citerior durante el Imperio romano, conserva numerosas construcciones de este periodo como las murallas que rodean el casco histórico levantadas en el siglo III a. C. Al lado del mar se levantan las gradas del anfiteatro romano que, en su día (s. II), tenía capacidad para más de 12.000 personas. La antigua Tarraco también contaba con teatro y circo. La ruta por la Tarragona romana quedaría incompleta sin una visita al espectacular Puente del Diablo - a 4 km del centro histórico- un acueducto del que se conserva un tramo de 217 metros.

La ciudad medieval invita al visitante a pasear por sus callejuelas hasta llegar a la Catedral de Santa María, una construcción levantada sobre un templo romano y una mezquita musulmana.La ciudad de Tarragona también posee una de las mayores necrópolis paleocristianas de Occidente que merece ser visitada.

A tan solo 15 kilómetros de Tarragona está Salou considerada la capital de la Costa Dorada. Los turistas eligen esta localidad catalana por ser un destino de sol y playa, no en vano dispone de cuatro grandes arenales y numerosas calas. Un punto a su favor es sin duda la proximidad al parque temático Port Aventura, destino de vacaciones para muchas familias.

Zamora

La localidad castellano-leonesa de Zamora conserva en su casco antiguo un importante legado de arte románico, lo que le ha valido la declaración de Conjunto Histórico-Artístico. Enclavada a orillas del río Duero y en plena Ruta Vía de la Plata, su importancia medieval ha dejado huella en murallas, palacios y templos.

El Puente de Piedra que cruza el Duero da la entrada a esta ciudad de fuerte impronta medieval, conocida como la Ciudad del Románico.

Entre los monumentos más importantes está la catedral, la más pequeña y antigua de Castilla y León en la que destaca el cimborrio. Merece la pena pasear por los restos de la que un día fue morada de Doña Urraca. Del castillo solo se conservan los muros, la puerta principal y parte de la torre.

Es un placer pasear por las estrechas y empedradas calles camino de la Plaza Mayor donde está el Ayuntamiento y la iglesia de San Juan de Puerta Nueva de estilo románico. En el paseo encontramos bellas iglesias románicas como las de San Ildefonso, La Magdalena o San Cipriano.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios