El escándalo del acoso sexual llega al Senado estadounidense

Entre lágrimas, Beverly recuerda cómo fue la agresión cuando era tan solo una adolescente. Fue...

Actualizado:

Entre lágrimas, Beverly recuerda cómo fue la agresión cuando era tan solo una adolescente. Fue en 1977. Ella tenía 16 años y trabajaba en un restaurante que frecuentaba el ultraconservador republicano Roy Moore, que entonces era un fiscal de 30 años. Es la segunda mujer de Alabama que acusa directamente al exjuez de abusar de ella cuando era menor de edad, pero en total son cinco las que le señalan directamente por acoso. Él, que ahora tiene 70 años y hace unos meses exhibía un revolver durante la campaña para ser elegido senador de Alabama, lo niega todo. Dice que es una caza de brujas. Moore fue apartado de su cargo como juez por el Tribunal Supremo por haber ordenado a los jueces bajo su mando que no permitiesen los matrimonios homosexuales. Ahora, el líder de la mayoría republicana en el Senado le ha pedido que abandone su candidatura para las elecciones del 12 de diciembre a esta Cámara. De momento él se resiste, pero este escándalo sexual está haciendo temblar al aparato republicano en Washington, que podría perder uno de sus feudos ante los demócratas, debilitándoles aún más en el Senado.-Redacción-