Imagen de una octavilla en la que se llama a la oposición contra Maduro
Imagen de una octavilla en la que se llama a la oposición contra Maduro - @monicacorrales

Los venezolanos salen a la calle en nombre de la «Operación David» de Carabobo

Decenas de personas de esta región de Venezuela salieron a la calle para apoyar a los rebeldes

MadridActualizado:

Todavía de madrugada, parte de Venezuela despertó con un intento de alzamiento militar contra el régimen de Nicolás Maduro en Valencia, localidad situada en el estado de Carabobo. En las últimas horas, se había gestado entre la población lo que se hace llamar como «Operación David», que no es más que una llamada a la rebelión.

En esta región del centro de Venezuela, de tradición contraria al presidente venezolano, se han repartido octavillas en las que se llama a la oposición contra Nicolás Maduro. En ella, bajo el rótulo «Operación David», aparecen mensajes como: «Si tu vocación es obedecer y ser fiel a esa tiranía que asesina niños, que roba, amta y humilla a tu pueblo... Considérate un objetivo militar y asume las consecuencias».

Decenas de venezolanos se manifiestaron en apoyo al grupo de militares sublevados. Los ciudadanos, vecinos del Fuerte Paramacay, fueron dispersados por las fuerzas de seguridad, mientras los manifestantes cantaban el himno nacional y gritaban consignas de respaldo al grupo de rebeldes en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.

La gente comenzó a reunirse en ese lugar tras conocerse la noticia de que el grupo, supuestamente integrado por civiles y militares uniformados, había ingresado en el cuartel para intentar tomar el control de la base, pero fue sofocado por la Fuerza Armada venezolana. Los congregados comenzaron a pedir a los transeúntes que se sumarán para respaldar al grupo de «valientes», según sus palabras, autor del ataque.

Los militares sublevados emitieron un comunicado en el que decían que la operación David «derrotará a Goliat». Sin embargo, a los pocos minutos de iniciarse el presunto golpe, Diosdado Cabello, mano derecha de Maduro. «Esto no es un golpe de estado, es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional», han dicho en un vídeo los militares.

El comunicado emitido después, se pide a los ciudadanos de Venezuela su implicación: «Ha llegado la hora de colocarnos del lado del pueblo, quien nos reclama el cumplimiento de nuestro sagrado deber por lo que asumiremos todas las consecuencias incluyendo la pérdida de nuestra vida tal cual reza el juramento ante Dios y la bandera nacional».

Este es el comunicado íntegro:

«Compañeros de armas. Quien modula es el Primer Teniente José Alejandro Méndez Sánchez, actualmente perseguido por el régimen sostenido ilegalmente en nuestra patria, pero ya ustedes deben conocer mi situación de la cual no daré detalles ya que no es el momento indicado.

En este preciso instante se está llevando a cabo una operación militar conformada por todos aquellos efectivos patriotas todos pertenecientes a los diferentes organismos seguridad del Estado y bajo la dirección y liderazgo de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional, la cual a partir de hoy inicia una fase de reivindicación de realzamiento de su verdadera esencia institucional, nacionalista y republicana. La operación "David derrocará al Goliat" quiere como finalidad y única finalidad el rescate del hilo constitucional y de la democracia de nuestro país el cual no puede se ha concretado que no sea la inhabilitación absoluta de la tiranía que ha demostrado que no aceptará ninguna alternativa marcada en la ley a través de la cual se debe el poder de la nación que tanto ha deteriorado.

Basándonos en el artículo 333 y 350 de la Constitución Republicana Bolivariana de Venezuela. Compatriotas, ha llegado la hora de colocarnos del lado del pueblo quien nos reclama el cumplimiento de nuestro sagrado deber por lo que asumiremos todas las consecuencias incluyendo la perdida de nuestra vida tal cual reza el juramento ante Dios y la bandera nacional.

Estamos condenados al éxito. Tu indiferencia será el principal elemento de tu propia destrucción en tus manos. Tienes la decisión de tomar el camino de la reconstrucción de la Madre Patria para juntos darle ante el mundo el lugar que se merece en la nación más préspera que jamás haya existido o condenar tu alma a la miseria por la eternidad. Dios y el pueblo venezolano están de nuestro lado. Llegó el momento en el que triunfe el bien sobre tanta oscuridad que muera la tiranía y viva la libertad».