Emmanuel Macron, presidente francés, saluda a la multitud en una estación de tren de Abiyán, en el marco de la cumbre Unión Europea-Unión Africana
Emmanuel Macron, presidente francés, saluda a la multitud en una estación de tren de Abiyán, en el marco de la cumbre Unión Europea-Unión Africana - Afp

Unos 3.800 inmigrantes serán evacuados con urgencia de Libia

La UE y la Unión Africana acuerdan una acción rápida ante los casos de esclavitud

Enviado especial a AbiyánActualizado:

Los casos de inmigrantes esclavos en Libia han forzado a los líderes europeos y africanos reunidos en Abiyán (Costa de Marfil) a tomar decisiones urgentes. Si en la primera jornada de la cumbre acordaron empezar a tomar medidas de choque contra las mafias, este jueves la Unión Africana (UA) confirmó que se va a actuar «inmediatamente» para repatriar al menos a 3.800 inmigrantes que se encuentran en Libia para cruzar el Mediterráneo, por la situación «inhumana» que sufren.

El presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, explicó que representantes de esta organismo han acudido a Trípoli para tratar la situación en el país magrebí, que ha acabado siendo el punto principal de la cumbre de Costa de Marfil entre Europa y África, pese a no estar incluido en el orden del día inicial. Según Mahamat, los representantes de la UA constataron «la situación inhumana» de los inmigrantes en Libia, casi todos procedentes del oeste de África, y comprobaron cómo «quieren salir de ahí lo más rápidamente posible».

Mientras, el presidente de la UA, el guineano Alpha Condé, comentó que Marruecos fletará aviones para el proceso de retorno de los inmigrantes, así como otros países europeos y africanos que se han mostrado dispuestos a ello también. Estas medidas se tomarán de forma coordinada entre varios países europeos, como España, Francia, Italia y Alemania, junto a la Unión Africana, la ONU y la Organización Internacional de Migraciones. Todos ellos acordaron el miércoles crear un grupo de trabajo para seguir de cerca la situación de Libia y actuar de formar conjunta y contundente contra las mafias. Se trata de un «primer paso positivo», según Oxfam. Desde este organismo se puso una nota de realismo y se advirtió, sin embargo, de que se pretende devolver a los inmigrantes a sus países de origen, de los que precisamente huyen por la situación desesperada que vivían.

Esas 3.800 personas que se quieren evacuar con urgencia forman parte de un solo campo. Pero hay muchos más. De hecho, desde la UA se aseguró que el Gobierno libio calcula que hay 42 lugares similares, e incluso más. La cifra total de inmigrantes africanos en aquel país del norte de África podría estar entre 400.000 y 70.000.

«Cinismo humano»

Durante toda la jornada se repitieron las manifestaciones de repulsa de líderes europeos y africanos por la situación de los inmigrantes en Libia. «Para involucrarnos es imprescindible que nos aseguremos de que las víctimas de esa terrible tragedia, fruto del peor cinismo humano, puedan volver a casa de forma segura», señaló el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El presidente francés, Emmanuel Macron, de quien surgió la reunión en los márgenes de la cumbre UE-Unión Africana para tratar la situación de Libia, aconsejó a los jóvenes africanos que no se dejen engañar por las mafias. También el presidente Rajoy animó a trabajar juntos para acabar con la «lacra» de las mafias y sus «brutales agresiones» contra las personas.