Vista del exterior de la embajada estadounidense en Ankara (Turquía)
Vista del exterior de la embajada estadounidense en Ankara (Turquía) - EFE

Turquía ordena más arrestos de empleados del consulado de EE.UU.

Esos arrestos, del que informan medios turcos, se suman al de un empleado del mismo consulado, Metin Topuz, que el miércoles pasado ingresó en prisión preventiva acusado de vínculos con la cofradía del predicador Fethullah Gülen, a la que Ankara atribuye el fallido golpe de Estado

Actualizado:

La Fiscalía turca ha ordenado este lunes la detención de dos familiares de un empleado del consulado estadounidense de Estambul sobre el que pesa una orden de detención por presuntos vínculos con el golpe de Estado de julio de 2016, según la emisora progubernamental A Haber.

Esos arrestos se suman al de un empleado del mismo consulado, Metin Topuz, que el miércoles pasado ingresó en prisión preventiva acusado de vínculos con la cofradía del predicador Fethullah Gülen, a la que Ankara atribuye el fallido golpe de Estado.

Según A Haber, la Fiscalía ha ordenado la detención de otro empleado del consulado, que no ha podido ser arrestado ya que permanece en el interior de la legación diplomática. Esta mañana, la Policía detuvo a la esposa y al hijo de este segundo sospechoso para interrogarlos.

La acusación se fundamente en que la esposa del sospechoso ingresó en el pasado una importante cantidad de dinero en Bank Asya, un banco que era el buque insignia del imperio económico de la cofradía gülenista antes de ser intervenido en mayo de 2015.

Según varios analistas turcos, fue la detención de Topuz la que provocó la decisión de Washington de suspender ayer por la tarde la emisión de visados para ciudadanos turcos.

Ankara respondió horas más tarde con la misma medida, suspendiendo su sistema de visados electrónicos para ciudadanos estadounidenses.

El Ministerio turco de Exteriores ha citado hoy al encargado de negocios estadounidense, Philipp Kosnett, según confirmaron fuentes oficiales a Efe, supuestamente para pedirle que Washington dé marcha atrás en la medida.

Por otra parte, el embajador estadounidense, John Bass, ha solicitado una reunión con el ministro turco de Justicia, Abdulhamit Gül, que le ha sido denegada, asegura A Haber.

Gül ha asegurado este lunes a la prensa turca que no tenía conocimiento de nuevas órdenes de detención de empleados del consulado estadounidense.